domingo, 23 de marzo de 2008

EL ÁNFORA PERDIDA DE LOS II JUEGOS MEDITERRÁNEOS

Sebastián Junqueras y el ánfora perdida(arriba) Samaranch y Blume
















Ahora que Tarragona postula con fuerza para obtener los Juegos Mediterráneos de 2017 parece buen momento para recordar la historia de esa competición y algunas anécdotas de su pasado.

La primera edición se disputó en Alejandría (Egipto) por iniciativa de Mohamed Taher Pacha, presidente del Comité Olímpico Egipcio y acogió a unos 1000 deportistas (todos hombres) de 10 países. En la pequeña delegación española destacaron el tirador y policía nacional Ángel León (plata en Helsinki 52) y la selección de waterpolo, ganadores de las dos únicas medallas de oro españolas en Alejandría 51...
La segunda edición tuvo lugar en Barcelona del 16 al 25 de Julio (un 25 de Julio de 1992 empezarían los JJOO) de 1955, para acoger el evento se reformó el ya vetusto Estadio de Montjuic (que acogió las ceremonias,el atletismo,el hockey sobre hierba y la hípica) y la piscina (natación y waterpolo) y se construyó el Palacio de Deportes ( hoy tristemente reconvertido en "Teatre Musical") para baloncesto, hockey sobre patines, gimnasia, lucha, boxeo y halterofília, nada más y nada menos, además del estadio de rugby de la Foixarda y las instalaciones de tiro. También se utilizó el pabellón descubierto de la Plaza de España para los preliminares de baloncesto, el Casino de San Sebastián para la esgrima, el puerto para el remo y la vela , Les Corts para el fútbol y el circuito urbano de Montjuic para el ciclismo.

Los preparativos no estuvieron exentos de problemas políticos y económicos de toda índole (faltaría más) y si se salvó la papeleta con buena nota fue gracias a un concejal de 35 años (los cumplió el segundo día de los Juegos) que ocupaba oficialmente una de las dos vicesecretarías del Comité Organizador, pero que de facto fue el máximo responsable , se llamaba y se llama Juan Antonio Samaranch.
En el terreno deportivo los Juegos Mediterráneos de Barcelona se recuerdan por las seis medallas de oro del malogrado Joaquín Blume en gimnasia y por los oros en baloncesto o hockey sobre hierba de los nuestros en una época de escasos triunfos. Las lágrimas del Teniente General don José Moscardó Ituarte, Conde del Álcazar de Toledo y presidente del COE y del Comité Organizador, amén de Delegado Nacional de Educación Física y Deportes, estaban justificadas...

Podemos leer un balance de los Juegos publicado en el Boletín del COI meses más tarde por el propio Samaranch:
"...recogida pues,en una argentina ánfora,el agua del Mar Mediterráneo en el antiguo puerto construido por los griegos en Ampurias y depositada durante la noche en el anfiteatro griego de aquella localidad ,una carrera de relevos trasladó el líquido símbolo hasta el Estadio de Montjüich en el momento de inaugurar los Juegos..."
Describe con la prosa de la época ("argentina ánfora" no quiere decir que viniera de Buenos Aires,sino que era de plata) la ceremonia ideada por el periodista Carlos Pardo para llevar agua del mar en relevos, cómo los del fuego de Olimpia antes de los JJOO.

Se encargó a tal efecto a una prestigiosa joyería de Barcelona una ánfora de plata (imitando una de la época greco-púnica) y desde Ampurias a Montjuic fue llevada en relevos por 200 atletas que no corrían más de un kilómetro. El último relevista fue el atleta Sebastián Junqueras. Recordemos cómo en 1992 la antorcha de Olimpia también llegó a Ampurias.

Lo cierto es que con los años el ánfora se olvidó y nadie se acordó de ella hasta que se empezó a crear la colección del Museo Olímpico de Barcelona, entonces se comprobó que había desaparecido sin que nunca el ayuntamiento denunciara su perdida o substracción.
En sus memorias y en varias entrevistas Samaranch ha lamentado su perdida y se llegaron a ofrecer 6.000 euros por su devolución.

El problema es que se publicaron informaciones erróneas en algunos medios que no ayudaron en la búsqueda del "ánfora perdida", así el Periódico de Catalunya publicó el 24 de Marzo de 2007 el artículo "En busca del ánfora perdida", firmado por Joan Carles Armengol, en el que se decía lo siguiente:
"Esta ánfora de gran valor histórico, y que ahora está en búsqueda y captura, fue utilizada en posteriores ediciones de los Mediterráneos, y hay incluso constancia gráfica de su presencia en los Juegos celebrados en Argel en 1975. Se desconoce con certeza cuándo fue vista por última vez, pero sí se sabe ahora que se ha puesto precio a su cabeza: 6.000 euros".

Es decir , que según el periodista o sus fuentes , se siguió utilizando la misma ánfora de Barcelona en las siguientes ediciones de los Juegos (Beirut 59,Nápoles 63,Túnez 67,Esmirna 71) hasta Argel 75 en que se vio por última vez.

Confundido por esa información ("la pista argelina") ,escribí varios correos electrónicos al Comité Olímpico Argelino y a familiares del Coronel Zerguini,miembro del COI por Argelia ( fallecido) y responsable de la organización de Argel 75 , preguntándoles por el ánfora...debieron moverse entre el estupor y el enfado y nunca me respondieron. Desde aquí les reitero las disculpas que ya les transmití.
Lo cierto y verdad,y así me lo confirmó alguien que lo sabe con absoluta certeza,es que aquella ánfora sólo se utilizó en Barcelona 55 y en Nápoles 63, así como en los actos del Año Jubilar Paulino (1964) en Tarragona. Se echó en falta por primera vez en 1985 cuando se conmemoraron los XXX años de los Juegos de 1955.

De hecho se rumorea que nunca se ha movido de Barcelona y hay sospechas sobre quien la puede tener. Quizás algún día la veamos en ebay o en otra página de subastas o coleccionismo por Internet...

Fuentes consultadas:
"II Juegos Mediterráneos." Comité Organizador. Instituto Baldomá. Barcelona, 1955
"Juegos Mediterráneos".Marca Revistas. Madrid,2005
"Samaranch.El deporte del poder".Boix,Jaume y Espada,Arcadi.Espasa hoy.Madrid,1991.1999
"Memorias Olímpicas".Samaranch,Juan Antonio.Planeta Singular.Barcelona,2002.