sábado, 13 de septiembre de 2008

EL MARQUÉS DE SAMARANCH Y EL MARQUÉS DE EXETER



Juan Antonio Samaranch fue elegido miembro del COI el 27 de abril de 1966 (día de la Mare de Déu de Montserrat) en Roma. El Diario de Sesiones de la 64ª sesión del Comité lo recogió así: "13. Election new members. President Brundage proposed the election of: Mr. von Opel (Germany)...He also proposed: Prince George Wilhem of Hanover...He also proposed the nomination of: Dr. Schöbel (East Germany)...He also proposed: Mr.Samaranch as second member for Spain. Mr.Samaranch has accomplished an important work in his country, notably for the organization of the Mediterranean Games. He is an outstanding person, disinterested and highly respected by all.
Prince George of Hanover, Dr.von Opel, Dr.Schöbel and Mr.Samaranch were unanimously elected..."
A pesar del tono conciliador y casi melifluo de estos "Minutes" la elección de Samaranch no fue tan "unanimously", debido a que David Cecil, 6º Marqués de Exeter, destacado miembro británico del COI y presidente de la IAAF (Federación Internacional de Atletismo) hizo todo lo que pudo por impedir la elección de un segundo español como miembro del COI alegando que "España no era un país importante" y que "nunca habiamos organizado unos JJOO". Sus numerosas objeciones al parecer (nunca se ha confirmado), provocaron una votación entre los miembros del COI para decidir si España merecía un segundo miembro que se ganó por un solitario voto.
Samaranch pasa elegantemente de puntillas en sus memorias sobre este episodio, pero un testigo privilegiado,el periodista Andrés Mercé Varela (la persona que comunicó a Samaranch la buena noticia de su elección), lo explicó al periodista inglés David Miller quién lo recogió así en su excelente obra "Revolución Olímpica": "Brundage quería conceder de nuevo a España un segundo miembro. Lord Exeter, a quien no le gustaba España, se opuso a la proposición y solicitó una votación secreta; era la primera vez que sucedía algo así..."
Pese a las objeciones de Exeter Samaranch resultó elegido, al preguntarle a Brundage porque le había apoyado tanto, este le respondió: "Creo que usted algún día será Presidente del COI".14 años después la predicción del viejo Avery se cumpliría.

Las muestras de "afecto" de Lord Exeter hacia España en aquella sesión romana del COI no se limitaron a intentar impedir la entrada de Samaranch en el Comité. Su inquina hacia la candidatura de Madrid a los JJOO de 1972 escandalizó a más de uno; de hecho él y el secretario de la IAAF, el también inglés Pain, realizaron varias preguntas rayantes en la injuria hacia los miembros de la candidatura española, como por ejemplo "¿hay alguna pista de atletismo en Madrid?" o "¿como encontraran jueces preparados, saben cuantos hacen falta?". A pesar de la contención con la que se manejaban los periodistas en aquella época, alguno llegó a denunciar aquella campaña, como José María F.Gaytan, de la agencia PYRESA, que escribió: "La Federación Internacional de Atletismo-controlada por ingleses-volcó la candidatura española...", para detallar seguidamente las "preguntitas" realizadas por Exeter y Pain a los portavoces de Madrid 72.

Pero el tiempo pasa, las cosas cambian y en 1980 aquel español que tuvo que pasar una votación secreta para entrar en el COI se convirtió en su Presidente y uno de sus primeros viajes como tal fue a Londres, donde ofreció una comida en honor a Lord Killanin, Lord Luke y...Lord Exeter.
En su brindis Samaranch dedicó estas palabras al mismo hombre que había considerado en 1966 "que España no merecía dos miembros en el COI": "...I salute in particular the Marquess of Exeter, a legendary sport leader. He was olympic champion in 1928, and joined the IOC at the age of 28 in 1933, the youngest of our members, while today he has become our doyen, the longest-standing member of our organization. As President of the BOA from 1936 to 1965 and President of the International Amateur Athletic Federation from 1946 to 1976, he took on each of these two posts of prime importance for thirty years, I should also mention that he was the President of the Organising Committee for the Olympic Games in 1948 in London. A long life to our ilustrious colleague...". Toma ya, eso es clase y lo demás son tonterias. La foto que ilustra esta entrada es de ese encuentro de 1980.
Exeter había abandonado la IAAF en 1976 y había sido sustituido por el italiano Nebiolo. Con Samaranch en el COI, los mexicanos Vázquez Raña y Acosta o el brasileño Havelange en otras federaciones, los tabloides ingleses bramaban: "Latin Mafia!!!". El mundo del deporte en manos de latinos (Oh my God!!!).

David Cecil, Marqués de Exeter, falleció el 22 de octubre de 1981 a tiempo de haber visto a un español presidir el COI, desgraciadamente no vivió lo suficiente para ver como aquel atrasado país que se encuentra al lado de la Colony of Gibraltar y en el que él dudaba que hubiera alguna pista de atletismo o jueces de dicho deporte, organizaba razonablemente bien unos JJOO en 1992...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

interesante artículo, que obsesión tenia el inglés este con Samaranch y España... y que verdad en el final de tu articulo, que pena que no viviese lo suficiente como para ver el exitazo tanto deportivo como organizativo de Bcn´92.

Saludos!

- Mario -

Fernando Arrechea Rivas dijo...

no era nada personal, era un noble inglés criado casi en época victoriana y con todos los prejuicios sobre España propios de dicha época y educación

saludos