viernes, 31 de octubre de 2008

LOS PRIMEROS INTENTOS DE CANDIDATURAS ESPAÑOLAS A JUEGOS DE INVIERNO: SIERRA NEVADA O JACA 1976 Y LA CERDAÑA 1980.




Aunque los primeros intentos serios (y recordados como tales) de candidatura española a Juegos Olímpicos de Invierno fueron los de Granada y Jaca a los JJOO de 1992 (frustrados por el COE y el Gobierno para no entorpecer el, ya de por si, difícil camino de Barcelona) y la primera candidatura formalizada la de Jaca 98, hay que recordar, sobre todo ahora cuando se vuelve a hablar de una posible candidatura liderada por Zaragoza, que en octubre-noviembre de 1969 ya fue noticia una posible candidatura española a los JJOO de Invierno de 1976.

La primera interesada fue Sierra Nevada (Granada), cuyas instalaciones fueron visitadas por el Delegado Nacional de Educación Física y Deportes (y presidente del COE y miembro del COI) Juan Antonio Samaranch a finales de octubre, anunciándose nuevas inversiones en telesquís y en un Centro de Transformación Eléctrico en La Veleta. Todo ello pensando en la eventual candidatura, tal como informaba "La Vanguardia" el 28 de octubre de 1969.
Pero en seguida surgió competencia interna desde Jaca (al igual que en la carrera del 92 y en la de 2010), así el 13 de octubre el Ayuntamiento de Jaca anunciaba que solicitaría ser la sede en caso de que España presentara candidatura. Entre sus argumentos estaba el poder garantizar nieve (insinuando que Sierra Nevada no podría) y la amplia superficie esquiable en Candanchú y Formigal.
El 3 de noviembre eran las "fuerzas vivas" de la provincia de Huesca y la "Unión Turística del Pirineo" las que reclamaban los Juegos para Jaca y sus estaciones cercanas y no escatimaban ataques a Granada, argumentando que Andalucía ya era sobradamente turística y que la "Olimpiada Blanca" en Sierra Nevada "sólo promocionaría a Sierra Nevada".

El problema era que mientras las dos aspirantes españolas se tiraban dardos, las autoridades franquistas y los observadores imparciales (prensa madrileña y barcelonesa, por ejemplo), no acababan de tomarse en serio la posibilidad de presentar candidatura.Basta con leer el artículo firmado por Luis Dupre en "la Vanguardia" el 23 de octubre para intuir una cierta sorna sobre las candidaturas blancas que proliferaban (hubo algún rumor desde Cataluña también).Estaba relativamente reciente el revés de abril de 1966, cuando la candidatura de Madrid fue rechazada frente a Munich en la carrera por los JJOO de 1972, y el nivel del deporte de nieve e hielo español era ínfimo (pese al espejismo de Paquito en Sapporo 72), además de enormes las inversiones que deberían de hacerse tanto en Granada-Sierra Nevada como en Jaca en el caso de conseguir los Juegos...
Pronto todo quedó olvidado y España no presentó candidatura (también hubo cambios en el gobierno por parte de Franco que pudieron influir).

No se volvió a hablar de candidaturas a Juegos de Invierno hasta el 25 de febrero de 1976, cuando el periodista Andrés Merce Varela (muy cercano a Samaranch y al COI y muy bien informado) sorprendió a propios y extraños con este titular en "La Vanguardia": "ANTE LA PROBABLE RENUNCIA DE LAKE PLACID PARA ORGANIZARLOS.UNA CANDIDATURA HISPANO-FRANCESA PARA LOS JUEGOS OLÍMPICOS DE INVIERNO DE 1980.LA CERDAÑA, ESCENARIO IDÓNEO PARA LAS COMPETICIONES"
Todo partía del rumor de que Lake Placid (sede elegida para 1980) renunciaría por problemas económicos y el rechazo de sus ciudadanos a nuevos impuestos (como había ocurrido con Denver 76), con lo que el COI abriría un nuevo plazo de elección y escogería a cualquiera que pudiera acoger el evento con cuatro años de margen.
Merce Varela recuerda el intento granadino para 1976 y cita el Valle de Arán como otro posible escenario, pero él se decanta por la comarca catalana de La Cerdanya (o Cerdaña), dividida desde el Tratado de Los Pirineos (1659) entre España y Francia, como sede ideal.
Las sedes previstas (creo que pudo existir hasta un dossier) eran Puigcerdà, Font Romeu, La Masella, La Molina y otras estaciones francesas y españolas. Merce Varela habla de un aeródromo en Puigcerdà y de mejoras en las carreteras, entre otras inversiones necesarias.
Recordemos que en esa época el COI vivía una gran crisis de candidaturas por los problemas económicos de Montreal y se especulaba con candidaturas entre varios estados como una vía de solución (se hablaba de una candidatura conjunta de los países del Benelux para 1984). Superada esa crisis en los años venideros cayó en desgracia ese concepto de "repartir" los JJOO en amplias regiones o incluso entre varios estados y se empezó a primar la concentración, las distancias mínimas.
Finalmente Lake Placid superó los problemas y organizó los JJOO de Invierno de 1980, no se volvió a hablar de unos Juegos en La Cerdanya hasta hace pocos años, cuando surgió el rumor de una candidatura de Barcelona con Andorra y varias estaciones españolas y francesas a los JJOO de 2014, rumor que nunca se confirmó.

Ahora estamos con Zaragoza y su eventual candidatura a 2018 o 2022 con Andorra o con estaciones catalanas o (como sería más razonable) con Jaca y el Pirineo Aragonés.
Ya veremos.

4 comentarios:

piris dijo...

Muy interesante. Siempre se aprenden cosas nuevas.

Un saludo.

Fernando Arrechea Rivas dijo...

gracias!!!

saludos y todos con Zaragoza 2015!!!

Oroel dijo...

Interesante blog. No veo apropiada la candidatura de Zaragoza a la Universiada de invierno de 2015. Si acaso sí a la de verano, de mayor tamaño y más proporcionada a la dimensión y características de Zaragoza. Por el contrario, sí que veo interesante el proyecto de candidatura olímpica de Zaragoza con Jaca como subsede. No se necesitan para nada las estaciones andorranas.

Fernando Arrechea Rivas dijo...

la universiada de invierno Zaragoza/Jaca sería la inmejorable preparación para los JJOO de Invierno, una cosa llevaría a la otra.muchas sedes olímpicas previamente han sido sede de universiadas.
de acuerdo en lo de Andorra...