viernes, 17 de abril de 2009

CIEN AÑOS DEL RECONOCIMIENTO DEL COE POR PARTE DEL COI: 1909-2009



Sólo en un país tan especial como el nuestro podría haber pasado absolutamente inadvertido el centenario de la fundación del Comité Olímpico Español en 2005 y podría llevarse camino de pasar el centenario del reconocimiento de dicho COE por parte del Comité Olímpico Internacional entre la más absoluta indiferencia colectiva en este año 2009, mientras parece prepararse la celebración oficial de dichos centenarios en el futuro 2012.
Que el Comité Olímpico Español se fundó en Madrid a finales de 1905 bajo la presidencia de don Julio Urbina Ceballos-Escalera, Marqués de Cabriñana del Monte, es algo evidente que cualquiera que acuda a las hemerotecas puede constatar por si mismo, la noticia apareció en “Gran Vida” en noviembre y diciembre de 1905, en “El Heraldo de Madrid” el 13 de noviembre de 1905 y en el primer número de “El Mundo Deportivo” en febrero de 1906. En el libro “The Olympic Games at Athens 1906” (Spalding´s Athletic Library, Nueva York, 1906) también se cita el comité español como uno de los existentes aunque no enviásemos delegación a los Juegos Intercalados de Atenas. Otro dato definitivo es la carta enviada por el segundo presidente del COE (el Marqués de Villamejor) al director de “El Mundo Deportivo” Narciso Masferrer publicada en dicho diario el 26 de diciembre de 1913 en la que Villamejor reconoce que sustituyó a Cabriñana en 1909 en la presidencia del Comité…
Todos estos datos fueron difundidos en los años 90 por Joan Fauria en diversos artículos en prensa y en la revista de la ISOH (Sociedad Internacional de Historiadores Olímpicos) sin tener la merecida repercusión.

Lo que no es tan conocido es que en este año en el que nos encontramos, conmemoramos 100 años desde que el Comité Olímpico Internacional (COI) reconoció formalmente la existencia del Comité Olímpico Español (COE). Efectivamente, en 1909 reconoció la existencia del COE, presidido desde un año antes por el Conde de Mejorada del Campo (futuro Marqués de Villamejor), quien sustituyó a Cabriñana tras la “sugerencia” del Infante Don Carlos de Borbón-Dos Sicilias (abuelo materno del Rey Juan Carlos), cansado de la desidia de Cabriñana que no había sido capaz de llevar una delegación española ni a Atenas 1906 ni a Londres 1908.
¿Cuál es mi fuente para afirmar que el COI reconoció al COE en 1909 (fundado en 1905) y no en 1912 como afirman el propio COE y el propio COI (que en estos temas se limita a hacer seguidismo de lo que le indican los comités nacionales)?
Pues mi fuente principal se llama Pierre de Frédy, Barón de Coubertin, quien en diciembre de 1926 en el trascurso de un largo viaje por España cuando ya había dejado la presidencia del COI, concretamente en las ruinas de Ampurias, concedió una entrevista a varios periodistas españoles, que uno de ellos (el deportista olímpico en 1920 y redactor de varios rotativos Luis Meléndez) reprodujo años más tarde.
A la pregunta de si recordaba la fecha en la que el COE fue fundado y reconocido (ya en aquella época había discusiones sobre el tema), el Barón respondió: “…puedo asegurarle que el COE fue oficialmente reconocido en 1909.”

El 10 de julio de 1969 Luis Meléndez publicó en “El Mundo Deportivo” un reportaje especial para conmemorar el 60º aniversario de dicho reconocimiento, dicha investigación le había sido encargada por Juan Antonio Samaranch, ya entonces (como ahora y como siempre), interesado en la historia del olimpismo español.

¿Veremos a lo largo de este año algún reportaje publicado en prensa sobre el centenario del reconocimiento (1909-2009) o primará la poco rigurosa “verdad oficial” y deberemos esperar a 2012 para conmemorar como un gran acontecimiento la mera formación del Comité del Marqués de Villamejor (“mon comite espagnol des Jeux Olympiques”)?...
Foto: Coubertin en Tarragona en 1926

2 comentarios:

Fran dijo...

Enhorabuena de nuevo Fernando, espero que sean capaces de rectificar ambos organismos internacionales de la fecha de creación... aunque tal y como te he venido leyendo últimamente me temo que no será así. Por cierto, a pesar de que te suelen "fusilar" los textos, una de dos, o pasas de ellos y sigues con tus excelentes trabajos, o pasas a demandarlos, no sé que solución será mejor. Aun así, de nuevo ánimo con cualquier proyecto que tengas.

Francisco Ortiz

Fernando Arrechea Rivas dijo...

muchas gracias Fran, realmente te has convertido en un seguidor muy fiel de este blog y eres siempre muy amable conmigo.
respecto a los plumillas copiones de momento no me planteo perder tiempo ni dinero (no me sobran ninguna de las dos cosas) en acudir a los tribunales, pero tampoco me voy a callar, lo denunciaré aquí siempre que pille a alguno pegandome copiadas infames.
un abrazo