lunes, 27 de diciembre de 2010

ORIGEN DE LOS COLORES DEL UNIFORME DE ESPAÑA

Es conocido que el uniforme de los deportistas españoles en su debut olímpico oficial fue obra del Presidente del COE en persona. En el Heraldo Deportivo del 5 de octubre de 1920 encontramos una descripción de Ricardo Ruiz Ferry (director y propietario del periódico, jefe de prensa del COE) de como se fraguó el asunto en casa del marqués de Villamejor:
"Tratábase de los detalles de la presentación del equipo español en el saloncito-biblioteca del marqués de Villamejor. Y se habló del uniforme. El asunto estaba ya resuelto por los señores Kossak y Reparaz, debidamente autorizados para ello.
Cuando pedimos la descripción del maillot se nos mostró un dibujo que representaba exactamente el escudo clásico de Bélgica y que discrepaba de éste solamente en los colores; en efecto, en el escudo belga el león dorado va sobre fondo negro; en el maillot del equipo español el fondo era rojo. El "motivo" león sobre fondo de color liso es, a la vez, el que forman los escudos históricos de las provincias de Brabante, de Flandes Oriental y de Limburgo...
Hicimos observar que nos parecía peligroso y acaso indelicada esa excesiva semejanza de emblemas, pero, ya era tarde para que los españoles llevasen, sola y sencillamente, sus dos fajas rojas, separadas por la faja gualda. Todo estaba hecho."
Así quedo el uniforme español en Amberes: maillot rojo con un león rampante en amarillo (en el costado en los futbolistas, en el centro en el maillot de los atletas y en el bañador de los nadadores y jugadores de waterpolo), pantalón blanco y medias negras con vuelta amarilla.
Félix Martialay nos ofreció en su indispensable "Amberes. Allí nació la Furia Española" (pág. 214-215) una breve crónica de este episodio.
La coincidencia en escudo con Bélgica tuvo efectos inesperados: en el partido contra los anfitriones del 29 de agosto en Amberes el público abroncó a los nuestros al salir al campo... ¡porque estaban en contra de la composición del equipo y creían que eran los belgas!.
Según algunos testigos (como García Alsina), dicha bronca (monumental al parecer) afectó mucho a algunos de nuestros jugadores e influyó en el resultado adverso (1-3).

Pero la pregunta que queda en el aire es: ¿por qué esos colores? y, sobre todo, ¿por qué el león como escudo?
Creo que el mismo Ruiz Ferry nos da varias claves en su artículo. Su intención en el mismo es explicar que fue un error de Villamejor la elección del uniforme, que él ya se lo advirtió y, sobre todo, que dicho error influyó en la derrota contra Bélgica privándonos de una medalla de oro en fútbol.
Para ilustrarlo nos da varios detalles históricos e información heráldica y vexilológica que, por lo que sabemos del avezado periodista y de sus crónicas (generalmente firmadas como Chipli-Chapla), no parecen de "cosecha propia". En cambio, podemos atribuirlo al mismo marqués de Villamejor, quién sin duda les dio esa información al presentarles su diseño.
¿Pero por qué un león rampante en amarillo? Pues porque el marqués era conocedor de la historia y sabía que la ciudad de Amberes, sede de los Juegos, estaba en el antiguo Ducado de Brabante, cuyo escudo y bandera era un león rampante en amarillo sobre fondo negro.
Como monárquico de cuna y amigo de Alfonso XIII también sabía que en el escudo personal del monarca aparecía (como duque de Brabante) el león rampante en amarillo, amén de otros tres leones, dos por el Reino de León y uno por Flandes .
Presentarse en Amberes con ese escudo era un guiño a la historia y al Rey, no era una elección cualquiera.
Los colores de Brabante (negro y amarillo) se repetían en las medias. El cuerpo rojo ("rojo sangre de toro" que decía Martialay) parece una concesión a la bandera y una manera de diferenciarse de los belgas (infructuosa, por lo que vimos...).
Foto: Estandarte de Alfonso XIII con el escudo del Ducado de Brabante.
© Fernando Arrechea Rivas

viernes, 26 de noviembre de 2010

"LAS RUINAS DE TURÍN"

Don José Mata, gran amigo de este blog, nos recomienda la lectura de este artículo publicado por Francesco Pastorelli (Gerente de CIPRA en Italia) en la revista "SzeneAlpen" (nº94). Comparto su recomendación y espero que, de forma muy especial, los responsables de las protocandidaturas Zaragoza y Barcelona 2022, reflexionen sobre su contenido...

"Las ruinas de Turín.
Juegos Olímpicos aportan a las regiones fama y auge. Durante dos semanas.
Quedan infraestructuras sobredimensionadas, deudas y camas frías.
Unas conclusiones acerca de Turín, cuatro años después de los XX Juegos de Invierno.

En febrero de 2006 la vista del mundo estaba dirigida hacia Turín: la capital de Piamonte en Italia era sede de los XX Juegos Olímpicos de Invierno. La mayor parte de las competiciones tenían lugar relativamente alejadas de Turín, en pequeñas poblaciones de montaña.
Los Juegos Olímpicos de Invierno deben permitir a las regiones periféricas una reformulación completamente nueva del turismo. El sistema actual basado en segundas residencias y turistas de fin de semana resultaba no rentable. Se debían crear camas hoteleras y el magno evento debía contribuir al establecimiento de un turismo de calidad, que no es tan dependiente de la temporada estacional.
Se resaltaba que también los municipios vecinos en las montañas, que no estaban directamente involucrados con los Juegos, se beneficiarían a largo plazo. Hoy, cuatro años más tarde, en los valles alrededor de Turín el gran desencanto tiene lugar. A primera vista no ha cambiado gran cosa: largas colas de coches los fines de semana, los pueblos olímpicos transformados en segundas residencias, alza de turistas el fin de año. Durante el resto del año los habitantes de las montañas se quedan solos con sus “catedrales olímpicas” y los gastos derivados.
¿Cargar con las deudas o demolición?
Cuando se habla de un macro acontecimiento deportivo – con todos sus efectos laterales antes, durante y después -, se tiene que distinguir entre aquellos que se desarrollan en una gran ciudad como Turín, y aquello que sucede en las zonas de montaña vecinas. Una gran ciudad esta más en condiciones que una pequeña población de soportar un magno evento deportivo. Claramente se puede ver esto en muchas instalaciones deportivas construidas ex profeso para Juegos Olímpicos de Invierno. Así se pueden utilizar después de los Juegos las instalaciones para las competiciones de hielo en Turín para otros acontecimientos deportivos, musicales o culturales sin pérdidas, porque están ubicadas en una metrópolis con una gran zona de influencia.
Esto no se puede aplicar a las instalaciones ubicadas en los pueblos de montaña. Las instalaciones para los saltos de esquí – o las competiciones de bobs – competiciones de deportes que no tienen en Italia ninguna tradición y mucho menos en los Alpes occidentales y que solamente los practican muy pocos deportistas no se utilizan a penas o incluso están relegadas al olvido. Los enormes costes de funcionamiento gravan fuertemente a los municipios de montaña. Dado que los municipios no pueden sufragar los costes para su mantenimiento, amenaza la demolición. Esta es la parte menos esplendorosa de los Juegos Olímpicos.
Millones en saco roto
En el caso de las instalaciones deportivas se trata de infraestructuras, que han costado mucho dinero y que seguirán costando en el futuro. 35 millones de euros costaron por sí los trampolines de esquí. La pista de bobs refleja un resultado de más de 60 millones. Su mantenimiento se traga anualmente entre 1,6 y 2,2 millones de euros respectivamente. Los costes derivados por el perjuicio del medio ambiente no están contemplados.
También la explotación de los estadios de hielo en Torre Pelice y Pinerolo – dos pueblos situados a la entrada de los valles de Susa y Chisone – no es después de los Juegos Olímpicos precisamente rentable. Y no hablemos de las instalaciones de tiro del biathlon. Esta instalación ha costado 25 millones de euros y dormita ahora bajo una capa de nieve. En la Pista de fondo -20 millones de euros- ya hace tiempo que no se celebra competición oficial alguna; sirve hoy en día como simple ruta turística. En verdad se han aprovechado los valles, que junto a la ciudad de Turín fueron sedes de los Juegos, de la mejora de la red de carreteras. Pero muchas de las medidas eran de todos modos imperiosamente necesarias. Globalmente no se ha mejorado la oferta de los transportes públicos en los valles. Las poblaciones en los valles de Susa y Chisone siguen siendo difícilmente accesibles con transportes públicos – aunque durante las dos semanas que duraron los Juegos quedó demostrado, que un sistema de transporte público también puede ser eficiente en las montañas. Pero como se sabe todo funciona durante estos macro acontecimientos a la perfección, mientras que se está en el punto de mira mundial. A la que se baja el telón, las cámaras de televisión dejan de emitir, los atletas y periodistas han partido, todo vuelve a ser como antes. De los cientos de millones de euros que se metieron en saco roto y de los inconvenientes, que tuvo que soportar la región durante los muchos años que duraron las obras, no habla nadie. "

original (en alemán) en:
SzeneAlpen Nr. 94: Megaprojekte: Geld oder Leben?
Welchen Zwecken Grossprojekten in den Alpen dienen.
http://www.cipra.org/szenealpen

miércoles, 27 de octubre de 2010

EL PROYECTO ARCHIVADO: BARCELONA 2010

Al repasar la historia de los proyectos españoles para los Juegos Olímpicos de Invierno rescatamos del olvido los primeros proyectos: Jaca y Sierra Nevada 1976 y la Cerdanya 1980 (propuesta de Andrés Merce Varela)
http://olimpismo2007.blogspot.com/2008/10/los-primeros-intentos-de-candidaturas.html

Posteriormente llegaron los numerosos intentos de Jaca a partir de 1998 y el de Granada 2010, en tiempos más recientes hubo rumores de una candidatura de Barcelona con el pirineo francés y español y Andorra de cara al 2014 (no confirmada) y al 2022 aspiran Barcelona y Zaragoza.

Hace pocas fechas ha llegado a mis manos un proyecto ambicioso redactado en 1999 para presentar a Barcelona a los JJOO de Invierno de 2010 que había quedado archivado y olvidado, aunque en mi opinión, supuso la semilla que dio fruto a los rumores de 2014 y, especialmente, a la candidatura al 2022.
Era un plan titulado "Pirineos-Barcelona 2010. Juegos Olímpicos de Invierno. Informe sobre esta propuesta por Carlos Pardo Gil. Registrado en Propiedad Intelectual", constaba de 17 folios mecanografiados y sus autores fueron: el gran periodista deportivo Carlos Pardo Gil y sus hijos Albert (trágicamente fallecido precisamente este año) y Carlos.
El plan era muy disperso territorialmente (Barcelona, Manresa, Girona, Andorra, Valle de Arán, Cerdanya francesa y española, etc.) y asumía la dificultad de conseguir los Juegos de 2010, aunque poniendo en ejemplo de Barcelona 92 afirmaba que la constancia es fundamental para obtener unos JJOO.
La ciudad de Manresa tenía un gran protagonismo en la candidatura como "sede central equidistante" y sede de hockey sobre hielo, un centro de prensa, hoteles, villa de atletas, etc.
Barcelona asumiría otros deportes de hielo, proponiéndose cubrir el estadio Serrahima o el mismísimo Montjuïc para el patinaje de velocidad.
Girona y Badalona también acogerían hockey.
Las pruebas de esquí se repartían entre el Valle de Arán, Andorra y la Cerdanya, quedando "en el aire", con varias posibilidades (algunas sorprendentes) otras disciplinas como el bobsleigh y el luge (Andorra, Collserola, Font Romeu o en el Montseny) o el curling (Andorra, Viella, Puigcerdà, Palau de Gel del Barça).
En el terreno de las infraestructuras su propuesta más utópica era una autovía desde Manresa al Valle de Arán (me da la sensación de que la lejanía del Valle respecto a Barcelona y las comunicaciones entre ambas sigue siendo un problema para los que deban decidir las sedes del 2022), curiosamente daban como seguro para 2010 el AVE hasta La Jonquera...

Finalmente esta candidatura nunca se presentó y quedó olvidada en algún archivo. Espero que los responsables del proyecto Barcelona 2022 tengan un recuerdo para sus impulsores, sería de justicia.
Foto: Ceremonia del ánfora transportando el agua del Mediterráneo en los JJMM de Barcelona 1955. Idea de Carlos Pardo.
© Fernando Arrechea Rivas

jueves, 21 de octubre de 2010

DEIA SAQUEA ESTE BLOG SIN CONTEMPLACIONES


En estos últimos días se han multiplicado las visitas desde el País Vasco a este blog con motivo del premio Euskadi a los olímpicos vascos.
Una de las consecuencias de estas visitas se ha visto hoy en el artículo publicado en Deia por el señor Igor G.Vico titulado " El pionero que nunca lo supo" (sic) :
http://www.deia.com/2010/10/21/deportes/otros-deportes/el-pionero-que-nunca-lo-supo

El artículo bebe de este blog a borbotones desde el título hasta la foto que lo ilustra (el cartel del torneo de Pelota de 1900), pasando por todo su contenido, algunas de cuyas frases están directamente sacadas de aquí: "...sin una gota de sudor, Amézola y Villota se alzaron con el título de campeones del mundo amateurs de pelota vasca y recibieron unos objetos de arte valorados en 150 francos. 98 años después, el historiador Bill Mallon los convirtió en "campeones olímpicos" y en 2004 el COI lo bendijo."

Un fusilamiento total y absoluto sin tener el mínimo detalle de mencionar la fuente.
Voy a escribir al director de Deia mostrando mi indignación y me reservo el derecho a emprender las acciones legales necesarias para defender la propiedad intelectual de mi trabajo.
Añadido a las 20:15:
El autor del artículo (Igor G.Vico) me ha escrito disculpándose por la "omisión" y ha añadido al artículo (en la edición digital claro, la impresa ha quedado tal cual) una mención a mi persona.
Pues vale.

miércoles, 13 de octubre de 2010

EL ATLETA OLÍMPICO DE LA FAMILIA BOTÍN

La familia Botín es célebre por ser una saga de banqueros muy importante (Banco Santander). El actual presidente de dicho banco, don Emilio Botín Sanz de Sautuola y García de los Ríos, marqués consorte de O´Shea, puede presumir de ser descendiente de los fundadores del banco y del descubridor de las pinturas rupestres de las cuevas de Altamira. Así mismo podría explicar que un primo hermano de su padre: don Carlos Botín Polanco (Madrid, 14 de enero de 1900- Madrid, 27 de noviembre de 1988) fue atleta olímpico en Amberes 1920.
En efecto, uno de los velocistas (100 m. y relevos 4x100) que nos representó en aquellos JJOO era primo de don Emilio Botín Sanz de Sautuola y López y nieto de don Emilio José María Botín y Aguirre de Laurencín.

En la prueba de 100 metros corrió la octava serie (15 de agosto de 1920) siendo tercero tras el estadounidense Charles Paddock (futuro oro) y el británico Harry Edward (futuro bronce), quedando eliminado.
En los relevos 4x100 metros compartió aventura con Félix Mendizábal, Diego Ordóñez y su gran amigo Federico Repáraz en la primera serie (21 de agosto) ocupando la tercera plaza tras los Estados Unidos de América (que serían oro en la final) y Luxemburgo y quedando apeados de la gran final.

Nacido en Madrid de familia plenamente cántabra (como Francisco Villota Baquiola, oro en pelota vasca en 1900, otro pionero olímpico de familia santanderina nacido en la capital por vicisitudes familiares) e ingeniero de caminos de formación, Carlos Botín compartía con sus amigos y compañeros de estudios José Luis Grasset Jamar y Federico Repáraz Linazasoro la afición por el atletismo. Juntos viajaron a Bélgica en 1920 y compartieron el sueño olímpico, y conservaron la amistad de por vida, con grandes vínculos profesionales y hasta familiares al unirse las familias Botín y Repáraz. Una historia de amistad en el deporte, los negocios y la vida que en otros países hubiera producido libros o películas tipo "Carros de Fuego", en España evidentemente no es el caso ni parece que lo vaya a ser.
Carlos Botín Polanco ocupó importantes cargos públicos en RENFE y fue un destacado personaje de la vida empresarial y económica franquista. Se casó con doña Mercedes Gros Vidaur y tuvieron cuatro hijas: Paz, Coro, Mercedes y Marisol. Su hermano Antonio fue un destacado escritor.
Falleció en 1988.
Fuentes consultadas:
"Hoja de servicios del Alferez de Complemento D.Carlos Botín Polanco", Archivo General Militar de Segovia.
"The 1920 Olympic Games. Results for All Competitors in All Events, with Commentary", Mallon, Bill y Bijkerk, Anthony Th., McFarland, 2003.
© Fernando Arrechea Rivas

lunes, 27 de septiembre de 2010

FRANCISCO JIMÉNEZ-ALFARO, PRIMER CANARIO EN LOS JJOO


El gran divulgador e historiador del deporte Jesús Telo Núñez realizó hace años una brillante y emotiva recopilación de los deportistas olímpicos nacidos en las Islas Canarias ("De Londres a Seúl. Las 61 participaciones canarias en los Juegos Olímpicos", Cabildo Insular de Gran Canaria, 1992) que aún sirve de base de datos para la web "Canarios en los Juegos Olímpicos" (http://www.canariasport.com/olimpismo/OLIMPISMO-canarios.html) y según la cual, el debut de los pioneros canarios se produjo en Londres 1948 (los nadadores Manuel Guerra, Jesús Domínguez y Francisco Calamita).
Sin ánimo de criticar ni infravalorar el gran trabajo del señor Telo, del que me considero continuador (como de Joan Fauria y de todos los que, en tiempos más difíciles y con menos medios tecnológicos que en la actualidad, realizaron investigaciones y descubrimientos de esta temática tan ingrata y poco reconocida que es la historia del olimpismo español) debo añadir a esa larga lista de deportistas nacidos en las Islas Afortunadas al verdadero pionero:
Don Francisco Jiménez-Alfaro y Alaminos (9º marqués de Alhendin de la Vega de Granada desde 1962) , nacido en Las Palmas de Gran Canaria el 18 de diciembre de 1893, hijo de don Francisco Jiménez-Alfaro y Topete y de doña Manuela Alaminos Chacón. Casado con doña Magdalena Salas y García de Zúñiga en 1933, padres de José Carlos y María del Carmen.
Francisco (Curro para los amigos y familiares) Jiménez-Alfaro era capitán de caballería cuando participó en los JJOO de Ámsterdam 1928 en las pruebas de hípica (concurso completo individual y por equipos) en las que se retiró tras competir con su caballo "Quart d´heure".
Posteriormente llegaría a ser coronel, su larga trayectoria incluyó participación en la Campaña de África de 1913-1914 y en la Guerra Civil. Estuvo muy vinculado a las provincias de Córdoba y Sevilla donde desempeñó varios cargos, siempre relacionados con la equitación y el polo.
Heredó un titulo nobiliario (marquesado de Alhendin de la Vega de Granada) de un pariente en 1962, falleció el 6 de mayo de 1973.

Fuentes consultadas: "Hoja de Servicios de D.Francisco Jiménez-Alfaro Alaminos, Ejército de Tierra. Arma de Caballería." Archivo General Militar de Segovia.
Foto: Francisco Jiménez-Alfaro en la Feria de Córdoba en 1926, procedente de la web http://www.yeguadacordobalavieja.es/
©Fernando Arrechea Rivas

jueves, 16 de septiembre de 2010

RAÚL TRAPERO GONZÁLEZ (1963-2010)


Hace unos meses, en mi investigación para elaborar una base de datos completa de los olímpicos españoles, localicé con ayuda de Internet a uno de nuestros representantes en boxeo en Los Ángeles 1984, se llamaba Raúl Trapero y no aparecía en ninguna publicación ni base de datos su lugar de nacimiento.
Contestó a mi mensaje rápidamente y creo que le hizo ilusión que alguien le recordara y se interesara por su vida y trayectoria. Era un tipo sencillo y accesible.
Me contó que había nacido en Villamuñio (León) el 12 de abril de 1963, aunque residía en Zaragoza.
En los Juegos de 1984 compitió en la categoría pluma (media 1.60 y pesaba 57 kg.) y perdió a los puntos con el turco Aykac.
En su paso profesional perdió los tres combates que disputó en 1987. Trabajaba de camionero.

Hoy he sabido por mensajes de amigos suyos que ha fallecido en un accidente de tráfico.
Descanse en paz Raúl Trapero González, olímpico español.

domingo, 12 de septiembre de 2010

LA FAMILIA REAL ESPAÑOLA EN LOS JJOO

El COE ha anunciado para el día 30 de este mes un homenaje a nuestros olímpicos en Roma 1960, una buena iniciativa que quizás (ojalá) marque una nueva tendencia en la línea seguida hasta ahora en temas históricos (por otra parte su base de datos de olímpicos y medallistas en su web sigue siendo el caos y el desmadre de siempre).
La iniciativa fue de don Franco Cobas, presidente del Club Naútico de Vigo, y el COE ha hecho un llamamiento para recopilar fotos y testimonios de aquella participación de hace 50 años.
Lo llamativo ha sido que han mencionado la presencia de Doña Sofía como suplente en el equipo griego de vela y la participación (y medalla de oro) de su hermano Constantino como el inicio de la presencia de nuestra familia real en los Juegos...

Los seguidores de este blog y los lectores de mi libro "1900. La Primera Aventura Olímpica Española" ya saben que el primer Borbón (aunque no tenía oficialmente dicho apellido) en los JJOO fue Fernand Sanz (Fernando Sanz y Martínez de Arizala, nacido en 1881 en Madrid), hijo no reconocido de Alfonso XII con la cantante de opera Elena Sanz y ganador de una plata en ciclismo (2000 metros) en París 1900. http://olimpismo2007.blogspot.com/2009/08/exclusiva-un-borbon-fue-medallista.html
Su sobrina doña Marie Louise Sanz de Twittig (última nieta viva de Alfonso XII) nos aportó valiosa información en esta investigación, así como el historiador suizo del ciclismo Pascal Faivre.
Es poco conocido que estuvo a punto de ser olímpico el hermanastro de Fernand Sanz: el rey Alfonso XIII.
Gran aficionado al polo y practicante habitual de este deporte, su participación en el equipo español de Amberes 1920 fue muy rumoreada y llegó a publicarse. Finalmente diversos factores (como un viaje de estado a Gran Bretaña pocas semanas antes de los JJOO) frustró esta posibilidad y, como es sabido, el equipo español que se alzó con la plata (el 31 de julio pasado se cumplieron 90 años de ello) en el Hipódromo de Ostende estaba formado por el duque de Alba, su hermano el duque de Peñaranda, el conde De la Maza y el marqués de Villabrágima, con el hermano de este último (José de Figueroa) como suplente.

En 1972 el olímpico fue un nieto de Alfonso XIII y sobrino nieto de Fernando Sanz: el entonces Príncipe de España y heredero de Francisco Franco desde 1969, Juan Carlos de Borbón, que compitió en aguas de Kiel en la modalidad de Dragon. Otros reales participantes en aquellas pruebas de vela fueron el rey (entonces Príncipe heredero) Harald de Noruega y el Príncipe Bira de Thailandia.

Como es más conocido, los hijos de Juan Carlos I (y bisnietos de Alfonso XIII y sobrinos bisnietos de Fernando Sanz) Cristina (1988) y Felipe (1992) fueron así mismo olímpicos en vela , y el esposo de la Duquesa de Palma de Mallorca don Iñaki Urdangarín participó en balonmano en 1992, 1996 (bronce) y 2000 (bronce).
Esta es la participación (hasta el momento) de nuestra Familia Real en los JJOO.
© Fernando Arrechea Rivas

sábado, 17 de julio de 2010

NEMESIO MARTÍNEZ HOMBRE, PRIMER ASTURIANO EN LOS JUEGOS OLÍMPICOS

Según la recopilación de olímpicos asturianos "Asturias Olímpica. Historia de los Olímpicos Asturianos" de don Agustín Antuña Suárez (Servicio de Publicaciones del Principado de Asturias, 1990), el primer deportista asturiano en participar en los JJOO fue el marqués de Villaviciosa de Asturias (don Pedro Pidal y Bernaldo de Quirós), "medalla de plata en tiro con arco en París 1900".
Demostrado y acreditado está que el marqués participó en dos pruebas de tiro al pichón (con escopeta, evidentemente) organizadas en el marco de los "Concursos Internacionales de Ejercicios Físicos y Deportes" de la Exposición Universal de 1900, que el COI no reconoce como parte de los II Juegos Olímpicos, aunque el COE y la Academia Olímpica Española mantengan en solitario lo contrario.
He dedicado muchos artículos a esta polémica que se pueden encontrar en este blog, así como en mi libro "1900. La Primera Aventura Olímpica Española". http://www.bubok.com/libros/16391/1900-LA-PRIMERA-AVENTURA-OLIMPICA-ESPANOLA
Por lo que no me voy a extender más en el tema, simplemente recordando que el primer olímpico español fue el duque de Gor (esgrima, 14 de mayo de 1900) y los primeros "medallistas" (nunca recibieron tal cosa, ni fueron conscientes de ello) los pelotaris Francisco Villota y José de Amézola.

Descartado don Pedro Pidal, el primer olímpico asturiano sería (siempre según la obra citada y otras recopilaciones de olímpicos españoles, como la que el COE ofrece en su web) el esquiador de fondo Jesús Suárez Valgrande, participante en los Juegos de Invierno de Garmisch-Partenkirchen 1936.
Estamos en condiciones de afirmar que, tal honor corresponde en realidad (al menos por ahora, ya que nos falta certificar el lugar de nacimiento de algunos olímpicos españoles de los primeros Juegos), al Capitán de Caballería don Nemesio Martínez Hombre. Nacido en Infiesto (en asturiano L´Infiestu), Concejo de Piloña, el 21 de marzo de 1897, hijo de Nicolás Martínez Agosti y de María Hombre Chalbaud. Su hermano mayor Julio fue un destacado astrónomo y agrónomo.
Profesor de la Escuela de Equitación, veterano de la Guerra de Marruecos (Cruz del Mérito Militar con distintivo rojo, Medalla de Marruecos, entre otras condecoraciones españolas y extranjeras), competidor habitual en concursos hípicos internacionales en los años 20.
Participó en los Juegos Olímpicos de París 1924 en las pruebas de Saltos por Equipos (8º) e Individual (16º).
También estuvo presente en el Estadio de Montjuic en un curioso acto de la Exposición Universal de 1929, un "Torneo a la antigua usanza" en el que se reprodujo una Justa Medieval.
Murió asesinado en la Guerra Civil.

Fuentes consultadas:
- "Hoja matriz de servicios de don Nemesio Martínez Hombre". Archivo General Militar de Segovia.
- Gran Vida, ABC, La Vanguardia, El Mundo Deportivo, etc.

© Fernando Arrechea Rivas

Espero que tras la publicación de este artículo no ocurra lo mismo que aconteció con el dedicado a don Armando Alemán Subirán, primer cordobés en los JJOO.
http://olimpismo2007.blogspot.com/2010/05/armando-aleman-subiran-primer-cordobes.html ... Hay que respetar el copyright.

domingo, 27 de junio de 2010

EL LARGO CAMINO DE TARRAGONA HACIA LOS JUEGOS MEDITERRÁNEOS

"Hace escasas fechas el presidente del CIJM (Comité Internacional de los Juegos Mediterráneos), Amar Addadi, ha confirmado las cuatro rivales de Tarragona en la carrera por los Juegos Mediterráneos 2017: Alejandría (Egipto), Trípoli (Libia), Mersin (Turquía) y Rijeka (Croacia). Son cinco ciudades importantes: dos africanas, dos europeas y una asiática. Una de ellas (Alejandría) ya fue sede en 1951, otras dos (Rijeka y Mersin) son viejas aspirantes a esta competición y Trípoli la más novedosa e interesante mediáticamente dada la peculiar personalidad de Gaddafi, además de ser Libia el único país de mediana importancia entre los que compiten en los JJMM que nunca los ha organizado. Disponer de cinco candidatas de tanto nivel ha debido sorprender gratamente al señor Addadi dada la situación general en la que se encuentran estos viejos Juegos (primera edición Alejandría 1951, aunque la idea original es de Josep Antoni Trabal y data de 1921): la edición de Pescara 2009 padeció incontables problemas organizativos y económicos y recibió muy escasa atención de los medios; la próxima de Volos-Larisa 2013 se encuentra prácticamente en el alero dada la gravísima situación griega y los numerosos desplantes y retrasos de la organización. De hecho recientemente caducó un ultimátum de 60 días que el CIJM dio a los griegos para reconducir la situación sino querían perder la sede, el gobierno de Atenas ha respondido anunciando una drástica reducción del presupuesto y mostrándose dispuesta a renunciar si siguen las presiones. La situación es de impasse y no parece posible aventurar lo que va a ocurrir, hay rumores de que se ha “sondeado” a Tarragona, Rijeka y Mersin para ver si podrían asumir los Juegos de 2013 de forma excepcional. Dada la actual situación económica española y los fuertes recortes presupuestarios parece difícil que se pudiera garantizar la construcción de todas las instalaciones necesarias en tan poco tiempo.
Al margen de los muchos problemas de Volos-Larisa 2013, los Juegos Mediterráneos atraviesan una larga decadencia desde los años setenta (como mínimo) y no parece que se quiera afrontar la misma de forma decidida. Opciones para revitalizarlos hay, aunque no se quieran estudiar.
Verbigracia:
I. Ampliar la participación a los países del Mar Negro (Rusia, Ucrania, Bulgaria, Rumanía, etc.) que disputan sus propios Juegos (primera edición Trabzon 2007, la próxima en Constanza este año). ¿No sería mejor fusionarlos? También a otros países como Portugal ó Jordania que han solicitado la admisión varias veces y, por supuesto, a Israel y Palestina.
II. Cambiar la programación deportiva y buscar (con incentivos económicos si es necesario) la participación de figuras internacionales (ya se ha hecho en el pasado, recordemos la participación de Fermín Cacho ó Noureddin Morceli en Languedoc-Rosellón 93).
Las opciones de Tarragona cara a 2017 parecen, a priori, escasas: tras Almería 2005, Pescara 2009 y Volos-Larisa 2013 es el momento de regresar a África y así lo ha manifestado públicamente Amar Addadi en varias ocasiones.Alejandría y Trípoli han respondido a su mensaje y son favoritas. Ambas están preparando ambiciosos proyectos urbanísticos y han contratado a prestigiosos arquitectos alemanes para llevarlos a cabo. Trípoli cuenta, así mismo, con el abierto apoyo de Italia. En el caso de que ambas ciudades africanas presentaran débiles proyectos o tuvieran graves problemas de cualquier índole, la ciudad turca de Mersin, en la zona asiática del país, podría ser una buena opción para no regresar a Europa por cuarta vez.Y si tampoco Mersin fuera una opción convincente y no hubiera más remedio que seguir en el Viejo Continente, la ciudad croata de Rijeka (que ha aspirado en varias ocasiones y estuvo muy cerca de obtener la edición de 2013) tendría quizás más opciones que Tarragona, dado que la última edición española (Almería 2005) está muy cercana…Esperemos que este análisis sea erróneo, que nuestra ciudad obtenga los Juegos de 2017 y que dicho evento suponga el renacimiento de esta competición polideportiva.
Historia y tradición deportiva no le faltan a la vieja Tarraco (no hay que olvidar a William Tarín, a Josep Elias i Juncosa, la “Volta Ciclista a Tarragona” de 1908, los “Juegos Olímpicos” disputados en las Fiestas de Santa Tecla de 1917, “Las Olimpiadas Levantinas” contra Alicante de 1924, la visita del barón de Coubertin de 1926…).
Precisamente finalizamos este repaso a la aventura tarraconense y los Juegos Mediterráneos con la inolvidable frase que Pierre de Coubertin escribió en su autógrafo a Pau Olivé en aquel 8 de diciembre de 1926:"Bajo vuestro cielo luminoso, al pie de los monumentos que representan vuestro prestigioso pasado, buscad en el esfuerzo deportivo libre y desinteresado la prenda de un porvenir digno de este pasado.La juventud de Tarragona tiene todo lo que hace falta para lograrlo, sobre todo si no olvida jamás que la perseverancia vale más que el ímpetu y que una voluntad sin desfallecer triunfa sobre todos los obstáculos.
Pierre de Frédy, barón de Coubertin."

domingo, 9 de mayo de 2010

ARMANDO ALEMÁN SUBIRÁN, PRIMER CORDOBÉS EN LOS JJ.OO.


Según las recopilaciones de olímpicos andaluces efectuadas hasta la fecha ("Deportistas Andaluces en los Juegos Olímpicos" de Pepe Díaz, http://www.fundacionandaluciaolimpica.org/docs/enlaces/308/ANDALUCÍA%20EN%20LOS%20JUEGOS%20OLÍMPICOS.%20Informe%20por%20Juegos.pdf ), el primer deportista cordobés en participar en unos Juegos fue el futbolista Rafael Jaén Rodríguez, participante en México 68.
Estamos en condiciones de demostrar que tal honor corresponde al tirador de esgrima y farmacéutico militar don Armando Alemán Subirán ("Subivan" según la base de datos del COE) , nacido en Priego de Córdoba el once de septiembre de 1904 y participante en la competición de florete en Ámsterdam 1928, cuarenta años antes de Rafael Jaén.

La recopilación mencionada de andaluces olímpicos sigue (según parece) la pobre información (plagada de errores, omisiones y disparates) de la base de olímpicos españoles del COE (http://www.coe.es/) y no incluye a practicamente ninguno de los andaluces participantes en los JJ.OO. anteriores a 1956. Empezando por el primero (y primero de todos los españoles): el también tirador de esgrima don Mauricio Álvarez de las Asturias Bohorques y Ponce de León , duque de Gor (Jerez de la Frontera, 1864- Madrid, 1930) participante en París 1900, siguiendo por el nadador sevillano José Manuel Pinillo Antolín (París 1924) o el atleta de Minas de Riotinto (Huelva) Jesús Diéguez Romero (París 1924), entre otros (tampoco voy a destripar ahora todo el contenido que aparecerá en la "Enciclopedia de los olímpicos españoles" que sigo preparando)...

Armando Alemán Subirán, natural de Priego (tan cerca de Lucena y Jauja, pueblos de mis abuelos maternos) fue un oficial farmacéutico de larga carrera (Marruecos, Melilla, Oviedo, Mahón, Barcelona) y sufrió un juicio militar en Palma de Mallorca por "auxilio a la rebelión" al finalizar la guerra, del que resultó absuelto.
Contrajo matrimonio en Sitges (Barcelona) en 1933 con doña Rita Mila Vilas, una hija del matrimonio sigue viviendo en la provincia de Barcelona.
Siguió vinculado a la esgrima en Barcelona como tirador, entrenador y juez hasta bien entrados los años 60.

Fuentes principales consultadas:
- "Hoja matriz de servicios del farmacéutico 2º de sanidad militar D. Armando Alemán Subirán"
Ministerio de la Guerra (Archivo General Militar de Segovia).
- ABC, El Mundo Deportivo, La Vanguardia, etc.

© Fernando Arrechea Rivas
Añadido el 19/05/2010: La Fundación Andalucía Olímpica ha incluido al duque de Gor, Pinillo, Diéguez y Alemán en su base de datos. http://olimpismo2007.blogspot.com/2010/05/la-fundacion-andalucia-olimpica-incluye.html
El COE ha corregido el segundo apellido de Armando Alemán Subirán y ha incluido su fecha y lugar de nacimiento. www.coe.es

miércoles, 21 de abril de 2010

JUAN ANTONIO SAMARANCH (1920-2010)


Ante la triste noticia del fallecimiento del marqués de Samaranch, creo sospechar cuál va a ser la reacción de la prensa nacional e internacional. Los homenajes y elogios más o menos sinceros y siempre reiterativos (“à la ville de…. Barcelona”), serán contrarrestados por los ataques e insultos que han sido habituales en los últimos 30 años (pasado franquista, supuesta corrupción del COI), especialmente en la prensa anglosajona. Algunos sectores nacionales se unirán con entusiasmo al coro de reproches: veremos de nuevo las fotos de Samaranch con Franco, le recordaremos vestido con la camisa azul haciendo el saludo romano, etc. No soy adivino, simplemente conozco el percal.
El mismo Samaranch también lo conocía perfectamente y no se sorprendería de estos ataques, tanto lo conocía que cuando le ofrecieron poner su nombre al Museu Olímpic de Barcelona declinó el ofrecimiento, sabía muy bien que la polémica sería instantánea y empañaría cualquier homenaje. Era consciente de que no era tan querido en Barcelona y en Cataluña como en otras latitudes (especialmente Rusia o China) y que era mejor dejar las cosas así. Nadie es profeta en su tierra, y menos en esta tierra.

Creo imposible resumir lo que Juan Antonio Samaranch ha supuesto para el deporte español y para el olimpismo en unos párrafos, baste recordar que estamos hablando del principal responsable de que Barcelona acogiera los Juegos Olímpicos en 1992 y se transformara urbanísticamente y el deporte español abandonara el tercermundismo en el que se movía desde siempre gracias al Plan ADO.
Tampoco sería justo no mencionar la situación en la que se encontraba el COI en 1980 cuando él toma sus riendas: la caja estaba vacía y costaba encontrar candidatas a albergar los Juegos tras el fracaso económico de Montreal 1976 y los boicots políticos.
En pocos años, gracias a su visión y a sus brillantes colaboradores, unos JJ.OO. amenazados de muerte se convirtieron en el acontecimiento más importante de la tierra y en objeto de deseo de todos los gobiernos y todas las ciudades.

Por supuesto también hay errores en su vida y hechos criticables (¿quién podría vivir 90 años sin ellos?), pero no empañan sus logros.
Podríamos hablar de “otros Samaranchs” olvidados en el tiempo: el joven boxeador o jugador de hockey sobre patines, el seleccionador nacional de hockey patines campeón del mundo, el periodista deportivo, el eficaz gestor que salvó los Juegos del Mediterráneo de Barcelona en 1955, el político que intentó modernizar las anquilosadas estructuras del deporte español en los años 60 o el primer embajador de España en la URSS desde la Guerra Civil.

Todos ellos eran la misma persona y hasta aquí ha llegado su viaje.
Hasta luego y gracias.

domingo, 31 de enero de 2010

ANTECEDENTES DEL PATINAJE DE VELOCIDAD SOBRE HIELO EN ESPAÑA


En los últimos años ha sido noticia el navarro afincado en Noruega Asier Peña Iturria (15 de abril de 1977, Pamplona) por participar en los Campeonatos de Europa de Patinaje de Velocidad, algo rarísimo dada la ausencia de instalaciones para practicar dicho deporte en nuestro país, aunque no ha sido el primero...

En España se practica el patinaje sobre hielo como mínimo desde 1870 cuando se inauguró la primera pista en el Retiro (Madrid), aunque el patinaje que allí se practicaba era de recreo, como el que se practicaría años más tarde en el lago helado de la Casa de Campo. Los reyes eran muy aficionados a este nuevo sport.
En los años 20 se inauguraría el Palacio del Hielo en Madrid (1922-1928), aunque se centró más en el hockey que en otras modalidades, entre las primeras destacadas practicantes del patinaje artístico en España encontramos a la polifacética Lilí Álvarez, mucho más conocida como tenista.

En los años 50 se produciría un renacimiento del patinaje artístico (a pesar de la ausencia de pistas) con la participación histórica de Darío Villalba Florez en Cortina d´Ampezzo 56. La esquiadora olímpica Marian Navarro también fue una destacada patinadora.
Pero todo esto es patinaje artístico, ¿que hay del patinaje de velocidad?

Pues el primer practicante de patinaje de velocidad sobre hielo del que tenemos noticia es el catalán afincado en Oslo (igual que Asier Peña) Ramón Franquesa.
El Mundo Deportivo habla por vez primera de él el 29 de noviembre de 1956, realiza una demostración de su deporte en Puigcerdà invitado por la Federación de Patinaje.
El 25 y el 31 de enero de 1957 el Mundo Deportivo informa de que ha sido inscrito para participar en el Mundial de Östersund (Suecia), allí ocupará las siguientes posiciones: 38º en 500 m., 38º en 1.500 m. y 39º en 5.000 m.
No volvió a competir, los Juegos de 1956 le llegaron demasiado pronto y los de 1960 demasiado lejos, pero fue el primero.

Muchos años de silencio respecto al patinaje de velocidad en España hasta que apareció en escena en 1977 Antonio Gómez Fernández (9 de febrero de 1942 ó 1943, según las bases de datos, Barcelona) .
Antonio Gómez era un empleado de la Telefónica de origen sevillano muy aficionado al deporte (había corrido marathones, practicado esquí de fondo) que decidió probar el patinaje de velocidad sobre hielo.
A pesar de la ausencia de ayudas (la Federación Española de Deportes de Invierno le negó cualquier colaboración) se las ingenió para compaginar su vida laboral con largas estancias en los Países Bajos donde se convirtió en un personaje muy popular ("Speedy" Gómez) y aparecía con frecuencia en televisiones, medios, etc. La prueba de su popularidad en los Países Bajos es que tiene una entrada en la edición neerlandesa de wikipedia http://nl.wikipedia.org/wiki/Antonio_Gomez y no en la castellana ni en la catalana.
Allí entrenaba y pudo competir en 6 mundiales entre 1977 y 1982 y en 3 europeos. A pesar de cierta indiferencia en España el Mundo Deportivo le dedicó sendos reportajes el 29 de noviembre de 1978 y el 4 de abril de 1980. Se retiró en 1982.

Pero dejó una herencia importante: su hija Beatriu Gómez Franquet (6 de junio de 1987, Barcelona) también ha practicado el patinaje de velocidad sobre hielo (compaginándolo con el de ruedas) entre 2003 y 2006, su padre era su entrenador. Beatriu también tiene su entrada en la wikipedia holandesa:
http://nl.wikipedia.org/wiki/Beatriu_G%C3%B3mez_Franquet

Y ahora Asier Peña toma el relevo, esperamos poder disponer algún día de instalaciones adecuadas para nuestros patinadores de velocidad para que no tengan que viajar tan lejos a entrenarse ni sean "flor de un día". Las candidaturas a Juegos de Invierno han de ser la excusa...

© Fernando Arrechea Rivas
Foto: Asier Peña

martes, 26 de enero de 2010

BREVE HISTORIA DEL BOBSLEIGH Y EL TOBOGGANING EN ESPAÑA

La reciente clasificación de Ander Mirambell en skeleton para los JJ.OO. de Vancouver 2010 ha puesto de moda en nuestro país esta modalidad deportiva, y ha hecho recordar a los medios sus más cercanos antecedentes en nuestro país, singularmente la aventura del marqués de Portago en bobsleigh en Cortina d´Ampezzo 1956. Pocos han llegado más lejos.

De hecho alguno quedará sorprendido al saber que los antecedentes españoles de estos deportes se remontan a 1905-1906, antes incluso de que el esquí y los restantes deportes de invierno empezaran a practicarse en Rasos de Peguera y en el Montseny por parte de los jóvenes barceloneses del Centre Excursionista de Catalunya en 1908-09. Más de uno se sorprenderá también al saber que el inventor del bobsleigh contemporáneo (de acero, semicabinado, en forma de tórpedo) fue un español: Ricardo Soriano Scholtz von Hermensdorff (Salamanca, 1883- Marbella, Málaga 1973), segundo marqués de Ivanrey, hijo de don Fernando Soriano y Gaviria (primer marqués de Ivanrey), rico terrateniente salmantino y de la malagueña de origen alemán Matilde Scholtz von Hermensdorff y de Behrz, hija del marqués de Belvís de las Navas.
Ricardo Soriano, personaje polifacético cuya biografía (aún por escribir, como la de tantos pioneros de nuestro deporte) excede el espacio de este artículo y, es únicamente recordado por haber sido el primer promotor turístico y urbanístico de Marbella y la Costa del Sol y por sus excentricidades y excesos (parece ser que Berlanga se inspiró en él para el personaje del marqués de Leguineche).
Lo cierto es que fue un gran deportista (automovilismo, aeronáutica, motonáutica) y pionero del bobsleigh. Su bobs ("Gredos") fue la sensación en Saint Moritz en 1906, y con el se impuso en un Mundial oficioso a varios rivales europeos y estadounidenses. "Gran Vida" se hizo eco de la noticia en enero y febrero de 1906.


En territorio español tampoco se puede decir que estos deportes sean novedosos, "El Mundo Deportivo" informa el 18 de marzo de 1909 de una conferencia de Manuel Tey en Barcelona para presentar el bobsleigh, el luge y el skeleton, además el Centre Excursionista de Catalunya convocó un campeonato de luge aquel mismo año en Matagalls (Montseny), ganado por Santos Mata ("El Mundo Deportivo", 25-03-1909). Entre los participantes encontramos muchos apellidos ilustres del deporte, el olimpismo y el periodismo catalán: Co de Triola, Balcells, Armangué, etc.
Puede ser interesante para los promotores de Barcelona 2022 el recordar que hace más de cien años ya se practicaba luge en las montañas catalanas.
Estos torneos (ampliados a bobsleigh) siguieron en los años siguientes a pesar de los problemas (en 1910 se tuvieron que suspender por falta de nieve, el cambio climático no es nuevo) y en 1911 se trasladaron más al norte, a Ribes de Fresser.
En el invierno de 1911 el Club Alpino también organizaba ya torneos de bobsleigh en Navacerrada.

Otro momento histórico de nuestro bobsleigh lo encontramos en "El Siglo Futuro" del 17 de febrero de 1927, allí se informa del Europeo de Bobs disputado en Saint Moritz y de la 5º plaza (en realidad es tercera porque participaron dos equipos de EEUU) del bobs español liderado por don José Moroder y Gómez, rico empresario valenciano aficionado así mismo al automovilismo y el aeromodelismo.
Fue una pena que el señor Moroder no quisiera acudir a los JJ.OO. de Saint Moritz 1928.

Hasta 1956 estos deportes caen en el olvido, ese año el carismático sportmen Alfonso de Portago (Londres, Reino Unido 1928- Guidizzolo, Italia 1957), marqués de Portago, decide crear y financiar de su bolsillo dos equipos de bobsleigh de dos y cuatro plazas para competir en Cortina d´Ampezzo 1956. Previamente había probado y había batido el record de la celebre y elitista Cresta Run.
La aventura de 1956 es bastante conocida y estuvo a punto de saldarse con una medalla olímpica, quién quiera recordarla puede hacerlo en: http://olimpismo2007.blogspot.com/2008/11/el-marqus-de-portago-y-sus-primos-espaa.html


Tras la muerte de Portago (y el bronce en el Mundial de 1957) hubo intentos por mantener el equipo con la incorporación del polifacético Miguel de la Quadra Salcedo, pero la ausencia del bobs en Squaw Valley 1960 frustró el proyecto y estos deportes desaparecieron de nuestro panorama hasta que Juan Antonio Samaranch decidió recuperarlos para Grenoble 68 con una fuerte inversión y la creación de varios equipos de bobs y cuatro competidores en luge, reclutados entre los pilotos más destacados en motos, coches, etc. de la alta sociedad barcelonesa.
Entre ellos destacaron Lluís Omedes (que ya había sido olímpico en remo en 1952, primer español en unos JJ.OO. de Verano e Invierno) o Maximiliano Jones (primer deportista negro en competir por España en unos Juegos). Por supuesto también grandes nombres en el mundo del motor de la época como Baturone, los hermanos Palomo, Clot, Gatell, etc.
Ver más en: http://olimpismo2007.blogspot.com/search/label/Grenoble%201968

Los equipos españoles de bobsleigh siguieron compitiendo (se hizo un nuevo "casting" entre los estudiantes de INEF de Madrid) y logrando algunos éxitos (4º puesto en el Europeo de Cervinia 1969 en "bobs a dos" y medalla de plata en Cortina 70 en "bobs a cuatro"), hasta el terrible accidente de enero de 1971 en el que falleció Luis López Solanes en el Valle de Aosta, aquello fue casi la puntilla a un proyecto ambicioso aunque algo falto de continuidad.

El bobsleigh desapareció del panorama deportivo español (a pesar de algún intento más propagandístico que otra cosa) de la Generalitat de Catalunya en 1991 y de alguna iniciativa privada, y el luge regresó en 1988 y 1992 de la mano del español nacido y residente en Suecia Pablo García (Estocolmo, 1967) sin mucho éxito.

Ahora Ander Mirambell Viñas (y María Montejano a nivel de Europeos), dos grupos de jóvenes de Valencia (como Moroder) y Pamplona que quieren recuperar el bobsleigh y la nueva Federación de Deportes de Hielo (nacida en 2006) nos devuelven a la senda iniciada por Ricardo Soriano en 1905. Bravo por ellos, por todos ellos...



© Fernando Arrechea Rivas

sábado, 23 de enero de 2010

CUANDO LA SELECCIÓN ESPAÑOLA DE HOCKEY SOBRE HIELO PUDO SER OLÍMPICA...


Charles Chaplin con Edgar Neville.

La primera referencia al hockey sobre hielo en la prensa española que hemos encontrado apareció en la revista Gran Vida del mes se marzo de 1905 en un reportaje sobre deportes de invierno en Suiza, se hace una breve mención ("sobre el hielo se juega al hockey con palos curvos").
En España el esquí y otros deportes de invierno tienen su bautismo en 1908 cuando los jóvenes del Centre Excursionista de Catalunya viajan a las montañas catalanas a poner en práctica los "sports" sobre los que vienen leyendo en libros y prensa europea. Seguramente poco después se empieza a jugar a hockey en algún lago helado de la Cerdanya, en El Mundo Deportivo del 18 de marzo de 1909 se habla de este nuevo deporte describiéndolo como una suerte de "polo sobre patines".

De todas maneras tendremos que esperar a 1922 para que, con la inauguración del gran "Palacio de Hielo y del Automóvil" en Madrid, se viva un "boom" del hockey sobre hielo (sobre todo en la capital) y una edad dorada de este deporte hasta el cierre del Palacio en 1928.
El 30 de octubre de 1922 dos equipos llegados de París y Bruselas juegan el primer partido oficial en suelo español y, poco después, surge un activo núcleo de jóvenes de la alta sociedad madrileña que liderarán las competiciones nacionales, crearán la Federación Española de Hockey sobre Hielo y la selección nacional que acudirá a dos Europeos y estará a punto de acudir a dos JJ.OO. de Invierno.
Estamos hablando de los hermanos Arche (Ricardo, Juan y Ángel), de los hermanos Muguiro (Fernando, Miguel Ángel y Santiago, todos exjugadores del Real Madrid FC) y de otros personajes importantes en el Madrid de los "locos años veinte" como Pedro Rivas (hijo del ministro de Instrucción Pública Natalio Rivas) o Edgar Neville [Edgar Neville Romrée, conde de Berlanga de Duero, nacido en 1899 de padre inglés y madre española aristócrata. Escritor, humorista, autor teatral, director de cine, pintor, etc. Emigró a Hollywood a finales de los 20 y trabajó con Charles Chaplin como actor (hace de guardia en "Luces de la ciudad") y sobre todo como guionista y dialoguista. También trabajó con otros cómicos como Laurel y Hardy. Regresó a España en 1934 colaborando con el bando franquista en la Guerra. Dirigió numerosas películas y falleció en 1967.]


En 1924 hicieron debutar a España internacionalmente en el Europeo de Milán. Jugaron los tres hermanos Arche, Pedro Rivas, Edgar Neville, Hidalgo y Fernando Muguiro.
Lamentablemente las lesiones asolaron al equipo y, tras perder ante Suiza 12-0, tuvieron que abandonar ante Suecia en el segundo por falta de jugadores disponibles.
Ese mismo año se disputaban los Primeros Juegos Olímpicos de Invierno en Chamonix, y la Federación de Hockey sobre Hielo quiso acudir, como podemos leer en La Correspondencia de España del 17 de diciembre de 1923: "La Federación Española de hockey sobre hielo ha designado el siguiente equipo para que represente a España en los próximos juegos olímpicos: Botella, F.Muguiro, Otermin, Arche (A. y R.) y Revilla."
Finalmente España no acudiría a Chamonix ni en hockey ni en ninguna modalidad.

Estos hubieran sido nuestros  6 olímpicos en Chamonix 1924:

- Fernando de Muguiro Pierrard  20-08-1897  Madrid - 20-10-1969 Madrid
- Andrés Otermin
- Ángel Vicente-Arche Gálvez     1907 Madrid - 12-07-1980  Madrid
- Ricardo Vicente-Arche Gálvez  Madrid - 28-02-1982 Collado-Villalba, Madrid
- ¿ Revilla
- Aurelio Botella

En 1926 nuestra selección repitió aventura en el Europeo de Davos, componían el equipo Aquilino Sobrino, Fernando Muguiro, Juan y Ángel Arche, Edgar Neville, Quintana, Hidalgo y Úceda.
Las lesiones respetaron más a los nuestros (o su preparación física fue mejor) y jugaron cuatro partidos (derrotas ante Bélgica 0-5, Checoslovaquia 2-9 y Polonia 1-4) y un empate histórico ante Italia (2-2). La sensación fue muy positiva y se vivía un clima de euforia ante la cita olímpica de Saint Moritz 1928.
Durante todo 1927 la prensa madrileña dió por segura la participación de nuestra selección en los JJ.OO. y desde el mes de marzo (El Siglo Futuro, 26/03/1927) se estaba especulando con la composición del equipo.
En los meses de noviembre y diciembre llegó la confirmación oficial, viajábamos a Suiza, poco importaba que el Palacio de Hielo hubiera cerrado y que los nuestros tuvieran que entrenar con patines de ruedas en el Retiro. La Voz o El Siglo Futuro confirmaban que el equipo quedaba formado por Sobrino, Rivas, los tres hermanos Arche, Neville, Urgoiti, Guerra, Úceda y Muguiro.
Estos diez jugadores estuvieron entrenando duramente en el Parque del Retiro con Saint Moritz en la mente y, en el último momento, las altas instancias del COE y el Gobierno, decidieron que no interesaba su participación (ni la de ningún deportista español, se había especulado también con el equipo de bobsleigh liderado por José Moroder).

Estos hubieran sido nuestros 10 olímpicos en Saint Moritz 1928:

- Aquilino Sobrino Herrero      ¿ - 04-02-1953 Madrid
- Pedro Rivas Ruiz                 1897 - 06-09-1977 Madrid
- Ángel Vicente-Arche Gálvez 1907 Madrid - 12-07-1980  Madrid
- Juan Vicente-Arche Gálvez   Madrid - 11-01-1988  Madrid
- Ricardo Vicente-Arche Gálvez  Madrid - 28-02-1982 Collado-Villalba, Madrid
- Edgar Neville Romrée              28-12-1899 Madrid - 23-04-1967 Madrid
- Ricardo Urgoiti Somovilla 26-07-1900 Zalla, Vizcaya - 14-09-1979 Fuenterrabía, Guipúzcoa
- Antonio Guerra
- Isidoro Úceda
- Fernando de Muguiro Pierrard  20-08-1897  Madrid - 20-10-1969 Madrid

Fácil imaginar su desilusión y disgusto. Fue la puntilla a una selección que estaba herida desde el cierre del Palacio de Hielo.
España debutó en 1936 con esquiadores de fondo y esquiadoras alpinas, la selección de hockey sobre hielo había desaparecido para entonces y cayó practicamente en el olvido...

© Fernando Arrechea Rivas

lunes, 18 de enero de 2010

PEQUEÑA JOYA EN EL TELEDIARIO 2 DEL DOMINGO 17

Mi amigo Paco Grande (seguidor de este blog) nos regaló a todos una breve pieza (el fútbol absorbe el 95% del tiempo de los deportes) en el Telediario de anoche sobre los pioneros españoles en Juegos de Invierno.
Además de imágenes poco conocidas de Portago y Sartorius compitiendo en Cortina d´Ampezzo 1956 con su bobs, el reportaje gira en torno a nuestro primer patinador: el gran pintor Darío Villalba, y contiene inéditas declaraciones suyas en la actualidad rememorando aquella aventura. A disfrutarlo:

http://www.rtve.es/mediateca/videos/20100117/deporte-invierno-made-in-spain/670621.shtml#


Foto: El marqués de Portago practicando en la Cresta Run de Saint Moritz en los años cincuenta. Ander Mirambell sigue sus pasos casi 60 años después. Suerte

viernes, 15 de enero de 2010

JOSÉ VILÁ MARSANS, OLÍMPICO EN 1948

A veces la similitud de los nombres y apellidos, peligrosamente combinada con la extendida costumbre de copiar lo escrito por otros sin acudir a las fuentes o a los testimonios presenciales (cuando esto es aún posible) lleva a grandes errores que se perpetúan.

Era el caso de la identidad de uno de los esquiadores catalanes que acudieron a Saint Moritz 1948. Las fuentes de la época (prensa) hablaban de un tal "José Vila" y las bases de datos contemporáneas (COE, "Olímpics catalans" de Joan Fauria o la de ISOH) le atribuían la identidad de Josep María Vila i Puig, nacido en Barcelona en 1925.

Gracias al valiosísimo testimonio de don José María Mata, hijo del que fuera seleccionador de esquí José María Mata Coll, hemos podido corregir ese gran error.
El "José Vila" de 1948 fue don José ("Pepón" para los amigos) Vilá Marsans (nacido en Barcelona el 19 de agosto de 1926, importantísimo empresario textil, presidente del Real Club de Golf de la Cerdaña, vicepresidente del RACC, miembro de la Comisión Trilateral, etc., fallecido en marzo de 2001)...

Queda pués incorporado Vilá Marsans a nuestra lista de olímpicos españoles y esperamos que en las restantes bases de datos este error (y muchos otros que hemos comentado) sean corregidos.

Foto: Tommy de Morawitz (izq.) y José Vilá Marsans (der.) en la boda de José Mª Mata Coll. Gentileza de don José MªMata.