miércoles, 13 de enero de 2010

BARCELONA 2022

Pues sí amigos, ya todos conocéis la noticia. Barcelona aspira a los Juegos de Invierno de 2022 en competencia directa con Zaragoza.
El modelo propuesto por la capital catalana es el que lleva años imperando en las sedes olímpicas de invierno: gran ciudad que alberga las ceremonias y las competiciones de hielo y deportes de nieve en estaciones ubicadas a 100 km. o más. Es el modelo de Turín 2006 y Vancouver 2010.
También el de la candidatura aragonesa (ceremonias y deportes de hielo en Zaragoza y deportes de nieve en las estaciones del Pirineo).
Aunque el anuncio del alcalde Hereu constituya una sorpresa, no debemos olvidar que ya en pasado hubo rumores de Juegos en la comarca de la Cerdanya ( http://olimpismo2007.blogspot.com/2008/10/los-primeros-intentos-de-candidaturas.html ), y que se habló de una candidatura de Barcelona a los Juegos de Invierno 2014 con Andorra y estaciones de ambos lados de los Pirineos. Todo ese "run-run" va calando entre los políticos, y cuando las encuestas son adversas y se teme perder una "plaza" como Barcelona, que se gobierna desde 1979, y una Diputación como la de Barcelona, que se controla desde la misma fecha, parece ser un buen momento para "despertar" los viejos sueños olímpicos.
El problema es que no estamos en los años ochenta del siglo XX y que la vieja aspiración olímpica de la burguesía barcelonesa nacida hacia 1920 ya fue colmada en 1992.

Por no hablar de cierto "fair play" hacia Zaragoza y Aragón que ya habían dado el paso antes, ni entrar otra vez en mi viejo tema recurrente del exceso de candidaturas españolas a todo, que acaba restando seriedad a las propuestas más sólidas.

Ahora aspiramos al Mundial de Fútbol 2018 ó 2022, a los Juegos de Invierno 2022 (Zaragoza o Barcelona) y a los Juegos del Mediterráneo 2017 (Tarragona). Será raro que una (o más de una) ciudad española (Madrid, Valencia, Sevilla) no aspire a los JJOO de Verano 2020 y que no surjan en los próximos meses otras candidaturas a Universiadas (la de invierno 2015 será en Granada) ó a Juegos de la Juventud ó a Mundiales (¿balonmano?, organizaremos el de basket en 2014), too much, demasié...

En todo caso, ya veremos en que queda todo esto.

8 comentarios:

Paul Martin dijo...

Leo en la prensa de hoy que el alcalde de Barcelona se lanzó a la piscina solo (no lo había, no ya consensuado, ni comentado a los otros grupos... y eso que gobierna en coalición y en minoría).
Suena a arrebato tras leer una de esas encuestas que le auguran una derrota en las próximas municipales (su partido siempre ha gobernado Barcelona en minoría pero ha perdido 6 concejales desde 1999 y las encuestas le dan 7 puntos menos que a CiU).
Desde luego es un enfrentamiento inoportuno con Aragón pero el reto es sonoro (la primera ciudad en albergar los JJ.OO. de verano e invierno) y la ciudad del tamaño de las que se llevan ahora para los invernales tipo Turín o Vancouver (y con más gancho turístico y más glamour para los miembros del COI).

Fernando Arrechea Rivas dijo...

nos esperan varios años de enfretamientos autonómicos por las candidaturas olímpicas (Barcelona-Zaragoza-¿Granada? 2022), (Madrid-Sevilla-Valencia 2020) y lo que te rondaré morena.
al COE le parece bien este desmadre de candidaturas y el gobierno central no parece tener opinión formada al respecto.
lo que está claro es que no nos vamos a aburrir y que van a sobrar temas para este blog...

Zaragozano dijo...

Es preciso tener en cuenta que Múnich se presenta a los JJ. OO. del 2018, de modo que existe una importante posibilidad de que esa baza que seguramente jugarán en Barcelona se les acabe en julio de 2011.

Paul Martin dijo...

Tiene razón Zaragozano y con el añadido de que desde Munich se ve esto:

http://blogs.elcorreodigital.com/blogfiles/bloquipaje/munich.jpg

Nadie duda del tirón que tiene en España el esquí alpino-familiar-ocio (y desde luego en Zaragoza-Huesca y en Catalunya mucho, pero es increíble verlo en zonas sin pistas como el País Valencià) pero ni siquiera de ese tenemos un nivel equiparable, no ya a Austria o Francia, ni siquiera a Eslovenia o la república checa. De los otros deportes mejor no hablar (y de algunos como los saltos de esquí -ese esqueleto de trampolín que hay en Astún-, el patinaje de velocidad o los bobs ¿para qué se haría la inversión? (aunque las pistas de bobs han sido derruídas en la mayoría de las ex-sedes.

Fernando Arrechea Rivas dijo...

mirar como estan las instalaciones de Turín 2006 cuatro años después...
http://www.repubblica.it/sport/2010/01/05/news/torino_a_quattro_anni_dai_giochi_cattedrale_olimpica_abbandonata-1849944/
como el trampolín de saltos hecho para la universiada de Jaca 81 o tantas otras inversiones que no se justifican...

Juan Manuel Surroca dijo...

En torno a los comentarios que habeis realizado un hecho objetivo : el anuncio de la candidatura barcelonesa se hizo el mimso dia en que una encuesta daba 16 regidores a CiU en las próximas elecciones municipales de Barcelona. La precipitación en el anuncio es evidente porque al margen de la falta de cortesia de no comunicarlo a Zaragoza aqunque fuera un minuto antes , por no enterarse ni se enteraron las primeras autoridades deportivas catalanas. Uno de los mas altos cargos de la Secreataria d'Esports se enteró cuando se lo comenté telefonicamente. En cuanto al comentario de Zaragozano en torno a Munich le dire que o mucho me equivoco o los JJOO del 2018 seran para la coreana Pyonchang que perdio tan solo por tres votos ante Vancuver y cuatro ante Sochi. Además, Asia no organiza juegos de invierno desde 1998.

Jose San Vidal dijo...

Con todos los respetos a los JJOO de invierno y las ciudades españolas que anhelan albergarlos, con tanta candidatura perdemos credibilidad y debilitamos la que tendría que ser nuestra apuesta más sólida, que no es otra que una candidatura fuerte para los JJOO de verano, llámese Madrid (la mejor posicionada hoy en día) o cualquier otra.

No nos engañemos, no somos un país de deportes de invierno; en el COI lo saben. Y también saben que de concedernos unos JJOO invernales es más que discutible que aquí podamos amortizar la inversión e instalaciones, uno de los principales legados que deja unos JJOO, algo que en el COI se valora mucho.

Menos candidaturas y cantidad y más calidad, con apuestas sólidas y proyectos realizables.

anonimo dijo...

Entre la candidatura que encabeza Zaragoza y la de Barcelona no hay color, puesto que casi todo favorece a la segunda: tamaño de ciudad, conocimiento del COI, atractivo para sponsors y turistas, experiencia organizativa, pabellones existentes, capacidad hotelera, aeropuerto, número de practicantes, federados, pistas homologadas... en lo único que vence la opción aragonesa es en la experiencia derivada de candidaturas fracasadas, que de algo sirve y, sobre todo, en el apoyo popular, todavía muy tibio en la ciudad condal (mucha gente considera este asunto como una boutade electoralista del alcalde) frente al resucitado orgullo olímpico de los maños (reacción comprensible ante lo que consideran una intromisión ilegítima de los catalanes).
De todos modos, dudo que el COI le conceda los Juegos a un país sin gran arraigo en deportes invernales y que ni siquiera es capaz de garantizar nieve todos los años.
A nivel internacional, a la candidatura barcelonesa le doy unas opciones entre medias y escasas, y a la maña, entre escasas y nulas.