viernes, 14 de enero de 2011

ERNESTINA MAENZA, LA ESQUIADORA OLÍMPICA DE LOS MIL NOMBRES

España debutó en los JJOO de Invierno en 1936 con cuatro esquiadores de fondo y dos esquiadoras alpinas: la célebre deportista Margot Moles Piña y la menos conocida Ernestina... ¿Ernestina que más?
Ernestina Baenza Calvo, Ernestina Baenza de Herreros, Ernestina Herreros...

He leído su nombre en muchas ocasiones en libros, artículos, blogs y creo que nunca lo he leído correctamente, es lo que pasa en este mundillo infecto de plagiadores, copiones, vagos e indecentes. Todo el mundo copia lo escrito por otro, practicamente nadie acude a las fuentes y los errores y chorradas se van propagando como la peste. Es lo que ocurrió con la pobre Ernestina.
Si alguien hubiera buscado su esquela (publicada en el ABC el 28 de julio de 1995) su verdadero y correcto nombre hubiera sido respetado:
"Ernestina Maenza Fernández-Calvo, viuda de Enrique Herreros. Campeona de España de esquí en los años 1935 y 1940. Olímpica en febrero de 1936. Falleció en Madrid el día 25 de julio de 1995..."

Lo de Baenza en lugar de Maenza fue una errata que a costa de ser repetida y plagiada arraigó,
lo de Herreros es por la costumbre de las señoras de la época de utilizar el apellido de los maridos precedido de "de", Margot Moles era conocida como "Moles de Pina" por su marido, el también esquiador Manuel Pina (fusilado en 1942). El marido de nuestra protagonista fue el famoso dibujante de "La Codorniz" Enrique Herreros.
Para la desaparición del Fernández no tengo más explicación que la pura desidia de algún cronista apresurado.
A la pobre Ernestina también se le secuestró el origen: se la ha considerado siempre como madrileña cuando era andaluza. Nació en Lucena (Córdoba) el 22 de diciembre de 1909. Es la primera andaluza en unos JJOO y la única persona nacida en la provincia de Córdoba que ha participado en unos de Invierno.
Su participación en Garmisch-Partenkirchen 36 no fue muy lucida: en el descenso quedó la 37ª y última con un tiempo de 18:51.4 (la ganadora, la noruega Nielsen hizo 5:04.4) y con una luxación de hombro, teniendo que ser auxiliada por las asistencias. No pudo participar en el slalom del día siguiente.
© Fernando Arrechea Rivas

4 comentarios:

Paul Martin dijo...

Hola
¡cómo me he acordado de la famosa foto de Margot Moles hecha un cromo tras una caída! Ahora nos toca cambiar los archivos por culpa de pesaos como tú que no dejáis los archivos quietos ¡bravo, amigo! (ahora mándale la corrección a Mallon).
El descenso formaba parte de la combinada y nos dejó otras imágenes chocantes: la canadiense Gordon-Lennox bajó con monóculo y la baronesa holandesa Gratia Schimmelpenninck van der Oye (futura miembro del COI) con falda escocesa. Laila Schou Nielsen fue finalmente bronce en la combinada tras dos alemanas.

Fernando Arrechea Rivas dijo...

se lo he enviado a Mallon, a la Fundación Andalucía Olímpica, a un medio de Lucena y a todos los que se me ha ocurrido (menos al COE, a los que se seguro les parece "una curiosidad sin el menor valor estadístico"). no por nada, sólo para que no se repita lo ocurrido con el artículo de Armando Alemán Subirán. me enteré de que un tipo envió a la Fundación Andalucía Olímpica y al COE y publicó en un diario local de Priego el "descubrimiento" como propio y sin citarme pocos días después de publicarlo yo aquí.
con un par

Fran Ortiz dijo...

Enhorabuena por la correcta localización de nombre y origen para Ernestina. Lo del apellido Herreros, no se si sería "costumbre" de la época en poner el apellido del hombre una vez casados al igual que a día de hoy se hace en el extranjero.

Por cierto leer la crónica de aquel descenso de Garmisch es... alucinante.

Fernando Arrechea Rivas dijo...

la verdad es que tanto Margot como Ernestina se cubrieron de gloria...casi se matan las dos.
pero es lo de menos