jueves, 4 de agosto de 2011

CENTENARIO DEL COE (II)


Seguimos con una exposición detallada del aluvión de pruebas que avalan la tesis Fauria de fundación del COE en 1905 y ponen en entredicho la tesis Durántez de 1912.
Recuerdo a los que desconozcan la polémica la existencia de un artículo resumen:

También en mis libros 1900. La Primera Aventura Olímpica Española y Olímpicos Españoles. De los Orígenes a 1936 puede hallarse una exposición más detallada.
Probablemente, el libro que contiene una más completa y rigurosa explicación de este embrollo es Amberes. Allí nació la furia española (RFEF, Madrid, 2000) del gran historiador del fútbol español Félix Martialay.
En sus páginas 30-38 contiene un capítulo titulado Nacimiento del Comité Olímpico Español en el que aclara el entuerto apoyando a Joan Fauria en este punto. Dos hombres (Martialay, Fauria) separados por un abismo ideológico, por dos concepciones antagónicas de España (de las Españas), discrepantes en prácticamente todo. No fue óbice para que don Félix, tras conocer todas las pruebas y acudir personalmente a las fuentes, diera la razón en este punto al señor Fauria.
Porque lo cortés no quita lo valiente y ningún investigador tiene o deja de tener razón por su ideología o por su personalidad, se tiene o no se tiene razón sí se pueden probar las teorías. Y Fauria, en el tema de la fundación del COE, podía.

La segunda prueba que comentamos hoy es un durísimo artículo aparecido en España Sportiva y reproducido en Gran Vida en su número de agosto de 1915, en la página 238.
Recordemos que Gran Vida era una publicación madrileña destinada a los sportmen de la época (aristócratas, grandes empresarios, alta burguesía) y su tono habitualmente melifluo y cortesano choca con la crudeza de este artículo brutal contra el marqués de Villamejor y el COE.
Como ya hicimos con la celebre carta de Villamejor a El Mundo Deportivo de 1913 que presentamos ayer (y a la que este artículo de 1915 responde y hace alusión) no voy a condicionar a nadie sobre la misma, el que tenga tiempo e interés que la lea y saque sus propias conclusiones (lo recomiendo, no tiene desperdicio).

Solo hacer hincapié en una frase: "De manera que en los cuatro ó cinco años que lleva de existencia ese Comité, ninguna iniciativa ha tomado, ningún paso ha dado en pro del atletismo; su labor se ha reducido a escribir una circular y una carta..."
Y una pregunta: ¿si el marqués de Villamejor funda el COE en noviembre de 1912 como podía llevar el comité presidido por Villamejor existiendo cuatro o cinco años en agosto de 1915?...

Feliz Centenario.

© Fernando Arrechea Rivas