sábado, 19 de noviembre de 2011

EL CAMPEONATO DE EUROPA DE BOXEO BORRADO DE LA HISTORIA

Entre el 20 y el 25 de enero de 1942 se disputó en Breslau, Alemania (desde 1945 Wroclaw, Polonia) un Campeonato de Europa de Boxeo que la Federación Internacional de Boxeo suprimió de su palmarés después de la guerra.
Participaron 97 boxeadores de 11 países: Alemania, Hungría, Italia, Croacia, Dinamarca, Finlandia, los Países Bajos, Eslovaquia, Suiza, Suecia...y España. Es decir, los países del Eje, sus satélites y países ocupados y algunos neutrales. Obviamente los países aliados brillaron por su ausencia.
La presencia de España no debe sorprendernos, pues en esas fechas la División Azul todavía combatía en el Frente Ruso con uniformes de la Wehrmacht.
Nuestros representantes en este Europeo "nazi" fueron: Mariano Díaz Méndez (Cataluña) en Peso Mosca, Juan Martí (Cataluña) en Peso Gallo, Marcos Güerri (Levante) en Peso Pluma, José Calpe Centellas (Cataluña) en Peso Ligero, Antonio Folgado Alemany (Levante) en Peso Superligero, Antonio Santandreu Ibern (Cataluña) en Peso Medio y Fidel Arciniega Basterrechea (Norte) en Peso Semipesado.
Los más destacados fueron: Martí en Gallo, que ganó la plata y pudo ser perfectamente oro, ya que su derrota frente al italiano Paoletti en la final levantó polémica y Díaz, que consiguió el bronce en Mosca.

Este Europeo de Boxeo fue un pequeño ensayo de los planes deportivos y olímpicos de Hitler para la posguerra y el Nuevo Orden que aspiraba a imponer en Europa tras el éxito de los JJOO de Berlín 1936.
Tenía previsto que todas las competiciones deportivas importantes se disputaran en Alemania y los Juegos Olímpicos (de forma permanente) en el nuevo Deutsches Stadion (Estadio Alemán) que se empezó a construir en Nuremberg con capacidad para 400.000 espectadores. Su arquitecto era Albert Speer y estaba inspirado en el Estadio Panatenáico.

Entre las elucubraciones de Hitler estaba la posibilidad de transformar los Juegos Olímpicos en unos Juegos Pangermánicos o unos Juegos Arios.
Obviamente la derrota del Eje en 1945 acabó con todos estos planes y el Estadio Alemán nunca se acabó.
A algunos de los directivos del boxeo amateur mundial que habían participado en Breslau 42 les faltó tiempo para borrar ese torneo como si nunca hubiera existido. Pero existió.

Fuentes consultadas:
Barbero, A. Historia del Boxeo Aficionado en España, Federación Española de Boxeo, 1989.
Abc, El Mundo Deportivo. varios ejemplares enero 1942.

Foto: el equipo español de boxeo en Breslau 1942 en una postal nazi de propaganda.

© Fernando Arrechea Rivas