domingo, 8 de enero de 2012

¿ESTADIO FRANCISCO VILLOTA?

Las obras del futuro estadio del Atlético de Madrid se han iniciado de forma definitiva tras varios retrasos, ya conocemos maquetas y renders que nos permiten imaginar como quedará. También sabemos que, en el caso de que Madrid logre hacerse con la organización de los Juegos Olímpicos de 2020, se instalarán pistas de atletismo y será escenario de las pruebas de dicho deporte, además de la sede de las ceremonias de inauguración y clausura.

168

Lo único que desconocemos es el nombre que recibirá el estadio, hasta ahora conocido con el nombre casi cómico de “La Peineta”. “Estadio de Madrid “o “Estadio Olímpico de Madrid” son nombres que hemos leído en antiguos proyectos y candidaturas olímpicas pasadas (2012, 2016). Creemos que lo ideal sería encontrar un nombre que aunara la vocación olímpica madrileña con la historia del Atlético de Madrid. ¿Difícil? Puede ser, aunque proponemos un nombre que reune ambos requisitos:

FRANCISCO VILLOTA BAQUIOLA

Nacido en Madrid el 18 de noviembre de 1873 en el seno de una familia cántabra adinerada de Mioño (municipio de Castro Urdiales), Francisco Villota fue un gran deportista multidisciplinar (el clásico sportman de su época) que destacó sobre todo en cesta punta, deporte en el que logró en 1900 un gran hito: fue el primer campeón olímpico español.

244

Junto a su compañero de aventuras José de Amézola (al que había conocido en el Instituto de Bilbao) lograron el campeonato del mundo amateur de cesta punta disputado en el frontón de Neuilly-sur-Seine el 14 de junio de 1900. En el verano de 2004 el Comité Olímpico Internacional reestructuró el medallero y palmarés de aquellos polémicos Juegos de París 1900 y Villota y Amézola se convirtieron en los primeros campeones olímpicos españoles.

Pero sabemos (especialmente por un artículo-homenaje que se le dedicó en Gran Vida en marzo de 1904) que Francisco Villota también practicó otros deportes, singularmente el fútbol. Deporte en el que también participó en un gran acontecimiento: fue uno de los cofundadores del Athletic Club de Madrid el 26 de abril de 1903 en la Sociedad Vasco-Navarra de Madrid (Calle de la Cruz, 25).

330

Casi todos los fundadores del Athletic eran estudiantes vascos (de Ingeniería de Minas la mayoría) afincados en la capital y su intención inicial era la de crear una sucursal del Athletic Club. Francisco Villota ya no estudiaba (había acabado Derecho en 1899 tras 10 años en la universidad) ni era vasco (aunque había cursado el bachillerato en Bilbao y conservado de por vida numerosos amigos vascos, además de haberse movido en Madrid en los ambientes de la pelota vasca como jugador y directivo del Euskal-Jai Club), pero encontramos su nombre en la larga lista de apellidos vascos que fundaron el Athletic/Atlético aquella madrugada de abril de 1903: Daniel Abechuco, Ricardo de Gondra y Lazúrtegui, el doctor Usobiaga, Adolfo Larrinaga, Manuel Landecho y Allendesalazar, Celedonio Leyún, Luis Laguno, Raimundo Moreno y Aranzadi, Miguel Mugurio, los tres hermanos Murga (Tomás, Ramón y Juan), Rafael y Oscar Nárdiz, el marqués de Narros, Ignacio Noriega, Luis Ornilla, Enrique Goiri, Alfredo Alonso Allende, Enrique Allende, Eduardo de Acha, Ignacio y Ricardo Gortázar, Manuel Rodríguez Arzuaga, Ramón de Arancibia, Andrés del Rivero, Celso Rodríguez, Alberto Zarraoa, Fabio Bergamín, Eustaquio Celada, Manuel Goyarrola, Juan Inchausti, Joaquín de Elósegui, Teodoro Gamón, Jacinto Grases, Luis Badolato, Abdón de Alaiza, Darío Arana y Urigüen, Julián Palacios, Juan de la Peña, el marqués de Riscal, Adolfo Astoreca, Luis Romero de Tejada, los hermanos Carlos, José María y Ramón Solano, José de Toda y Nuño de la Rosa, Castro Vidaurreta, Camarón Villamil, Juan Zavala, Sebastián de Zuviría, Emiliano Zuloaga y Francisco Villota. (Relación de nombres citada por Fernando Sánchez en La Enciclopedia Atlética)

Estos son los argumentos que podemos presentar en defensa de la candidatura de Francisco Villota Baquiola para dar nombre al estadio olímpico y colchonero madrileño. No sería la primera instalación deportiva que llevaría su nombre (el frontón de Mioño, sufragado por él, fue el primero), aunque si el primer reconocimiento de Madrid a su primer campeón olímpico (una iniciativa del grupo municipal socialista en 2009 para darle su nombre a una calle no prosperó).

Podemos concluir con la descripción que de él se hacía en el ya citado artículo de Gran Vida: “Generoso, atento y bueno con los humildes, a los que tiende con verdadero afecto y noble desinterés su mano de amigo”.

Agradecimientos: Xabier Leibar Mendarte

© Fernando Arrechea Rivas