martes, 21 de febrero de 2012

JUEGOS OLÍMPICOS 2020. LAS CANDIDATAS (I) MADRID

JUEGOS OLÍMPICOS 2020 (I)

Tras conocer los dossiers presentados por Madrid, Tokio, Doha y Bakú y mientras seguimos esperando conocer el de Estambul puede ser buen momento para unas primeras comparaciones y valoraciones. Analizaremos cada candidatura, sus pros y sus contras y haremos finalmente una apuesta sobre la ganadora.

MADRID 2020

La propuesta madrileña es prácticamente la misma que la presentada para los JJOO de 2012 y 2016, sus propios promotores lo han reconocido así y un simple vistazo a sus mapas lo confirma.

Esta escasa innovación y la repetición de viejos proyectos está justificada en la existencia de numerosas instalaciones (algunas en construcción desde hace años como el Centro Acuático) y en lo compacto del proyecto de 2012, difícilmente mejorable. De todas formas se hubiera agradecido alguna gran novedad, como ubicar las Ceremonias de Inauguración y Clausura en el Estadio Santiago Bernabéu (85.454 espectadores) y no en el Estadio de Madrid (aforo previsto: 65.000, aunque viendo este vídeo de presentación del proyecto:
http://www.youtube.com/watch?v=bjCak95mxU0&feature=player_embedded
se plantean dudas razonables sobre su capacidad cuando se instalan pistas de atletismo y se suprimen gradas, algún experto habla de apenas 49.000 espectadores).
El ubicar las ceremonias en un estadio de fútbol de mayor capacidad que el estadio de atletismo tiene antecedentes y situaciones homólogas entres las otras candidaturas: Río de Janeiro hará las ceremonias en Maracaná (82.238) y no en el Estadio de Atletismo Joâo Havelange (60.000). Doha propone las Ceremonias en el Estadio de Fútbol Lusail (86.250) y ubica el atletismo en el Estadio Khalifa (68.030).
El hecho de que esté previsto cubrir el Bernabéu y se esté estudiando celebrar allí la final del Campeonato del Mundo de Baloncesto 2014 también podría ser utilizado para ubicar algún deporte de equipo (baloncesto, voleibol) o gimnasia en tan enorme y carismático recinto.

PROS:
-Gran número de instalaciones existentes o en construcción.
-Éxitos deportivos españoles y experiencia organizativa.
-Cuarta candidatura (1972, 2012, 2016 y 2020).

CONTRAS:
-Crisis económica española.
-Dopaje o “percepción internacional del dopaje” en España.
-Problemas medioambientales.
-Cierta oposición interna, no hay unanimidad política y el apoyo popular es algo menor que en anteriores candidaturas.
Su valoración por parte del COI deberá ser similar a las obtenidas en 2012 y 2016 (8,3-8,4) y pasar el corte sin problemas.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¿A cuáles problemas medioambientales se refiere el autor?. Leyendo todos los dosiers el de Madrid es el que más hincapié hace respecto el medioambiente, como el transporte de bajas emisiones, el uso de la bici o el tranvía en la zona río.

Fernando Arrechea Rivas dijo...

a lo mejor el autor se refiere a esto:
http://noticias.lainformacion.com/deporte/juegos-olimpicos-de-verano/madrid-miente-al-comite-olimpico-sobre-su-calidad-del-aire-dicen-los-ecologistas_sWWcFrqjSUa2xfjSpxfn56/

Anónimo dijo...

Gracias Fernando por el enlace, espero que con el plan de calidad del aire 2011-2015 mejore la situación. De todas formas las grandes ciudades sufren de problemas de esta índole. Creo que de aquí a 2020 se podría subsanar el problema además al celebrarse los juegos en agosto el tráfico será menor. Un saludo

grummo dijo...

Tengo la impresión de que la crisis económica ha dado una estocada mortal a las posibilidades de Madrid. No sólo por el riesgo inherente a una candidatura que en cualquier momento se puede quedar sin el apoyo financiero estatal, sino porque la opinión ciudadana mayoritaria coincide en que sería un escándalo dedicar un sólo euro a estos proyectos faraónicos mientras se recortan plantillas, sueldos y servicios públicos esenciales. Dudo que los Juegos cuenten a día de hoy ni siquiera con un 30% apoyo entre la ciudadanía y las encuentas independientes que recabe el COI lo pondrán bien de manifiesto. No descarto ni siquiera movilizaciones en contra cuando la comisión técnica se deje caer por aquí.

Fernando Arrechea Rivas dijo...

Estamos de acuerdo en que la crisis económica española es el gran problema de Madrid 2020 y que sólo una mejora visible (nada de "brotes verdes") en los próximos meses puede minimizar el problema.