miércoles, 6 de noviembre de 2013

LA CRISIS ECONÓMICA Y EL DEPORTE ESPAÑOL. AYER Y HOY.

Las dificultades económicas de las federaciones deportivas españolas y los problemas para enviar deportistas a competiciones en el extranjero no son nuevas. Tampoco las imaginativas estrategias para reunir fondos y afrontar esas expediciones.
El Comité Olímpico Español había desaparecido tras los Juegos de Amberes 1920 por el escándalo de las deudas dejadas en Bélgica (15.000 francos belgas) y la dimisión de todos sus miembros. El fallecimiento del marqués de Villamejor en octubre de 1921 fue el final de esa etapa.
Ante la cercanía de París 1924 y la desidia de los miembros españoles del COI el dictador Primo de Rivera encarga a un hombre de confianza (Mariano de Rivera) la creación de un nuevo Comité Olímpico Español y este (dejando inicialmente al margen al barón Güell, miembro español del COI) funda en Barcelona el 11 de enero de 1924 un nuevo Comité Olímpico Español. 



El barón Coubertin se mostró asombrado ante la creación de un nuevo COE con sede en Barcelona y así lo expresó en una carta en la que califica el proceso de "bizarra historia". A pesar de las muchas "sorpresas" que le habían dado los dirigentes del deporte y el olimpismo español conseguían asombrarle todavía.
El interés inicial de Primo de Rivera por el olimpismo y el deporte se redujo paulatinamente y su dotación al COE para el viaje a París fue de 150.000 pesetas. Una cantidad a todas luces insuficiente.
Los nuevos responsables del refundado Comité Olímpico Español tuvieron que agudizar el ingenio para recaudar fondos y poder viajar a los JJOO, lo que Villamejor y otros personajes como Elias i Juncosa ya habían hecho para viajar a Amberes. Tómbolas y campañas de captación de fondos se sucedieron y este manifiesto de marzo de 1924 es buena prueba:



Se apelaba al patriotismo y al honor para que los ciudadanos hicieran las aportaciones necesarias para enviar la expedición a los JJOO 1924.
Además de difundieron estos mensajitos para motivar las donaciones y la solidaridad, con mensajes específicos para las mujeres o para distintos sectores de la sociedad:



La campaña fue un éxito y se pudo enviar la más amplia delegación a París: 95 deportistas (por primera vez dos mujeres entre ellos, las tenistas Lilí Álvarez y Rosa Torras). Desgraciadamente los resultados deportivos no acompañaron y tan sólo se obtuvieron medallas en un deporte de exhibición (la pelota vasca).


1 comentario:

Anónimo dijo...

¡Hola! Muchas gracias por tanta información sobre el Olimpismo español. He encontrado tu blog buscando datos para una serie de artículos sobre curiosidades de las Olimpiadas pasadas que estoy realizando en mi blog HELICON. Por supuesto he enlazado tu página.
https://almaleonor.wordpress.com/2016/07/17/tiempo-de-olimpiadas-vi/
Gracias de nuevo.
AlmaLeonor