lunes, 23 de diciembre de 2013

GASTÓN MAYOR. PRIMER SEGOVIANO OLÍMPICO


No existen bases de datos rigurosas de olímpicos españoles, aunque se han publicado algunas de ámbito nacional, autonómico, provincial y local. La mayoría adolecen de falta de rigor y se han confeccionado acudiendo a las ya publicadas, repitiendo y aumentando sus errores y ausencias.
Por ello en los últimos años hemos podido cambiar la historia olímpica de nuestro país y de casi todas las autonomías y provincias “descubriendo” la identidad de sus verdaderos pioneros en los JJOO, arrinconados durante decenios en el olvido. Castigados con la damnatio memoriae.

En este blog pueden encontrarse “exclusivas” similares a la que presentamos hoy (los primeros olímpicos de Baleares, Navarra, Asturias, Córdoba, Valladolid, La Rioja, Extremadura, Aragón, Castilla-La Mancha, etc.) y en los próximos meses probablemente publicaremos más. Hoy ha llegado el turno de presentar al primer olímpico de la provincia de Segovia.

Hasta la fecha se consideraba que los pioneros segovianos en los Juegos Olímpicos habían sido Tomás Velasco Palomo en los Juegos de Invierno (Garmisch-Partenkirchen 1936) y Jesús Codina, Pablo Ordejón y Ramón Martínez (Roma 1960) en los de Verano. Tomás Velasco era un esquiador de fondo nacido en Valsaín, Real Sitio de San Ildefonso, en 1914. Chus Codina un mítico jugador de baloncesto nacido en Segovia (donde su familia se refugió durante la guerra huyendo de Madrid) en 1938. Ramón Martínez y Pablo Ordejón tiradores de esgrima nacidos ambos en la capital.

En realidad el primer segoviano en unos Juegos Olímpicos fue un boxeador francés presente en Los Ángeles 1932. Había nacido en Segovia el 29 de febrero de 1908 y emigró a Francia muy joven, instalándose en Toulouse donde se ganaba la vida reparando tejados y trabajando el cinc. En 1928 se nacionalizó francés.

En Los Ángeles 1932 compitió en los Pesos Ligeros superando la Primera Ronda frente al mexicano Manuel Ponce por decisión y cayendo en Cuartos de Final frente al sueco Ahlqvist (que sería medalla de plata). Ningún boxeador español (de nacionalidad española) participó en 1932. La expedición española fue muy reducida a causa de los problemas económicos habituales del COE (5 tiradores y 1 regatista de vela, más un pintor participante en las competiciones artísticas que acudió por sus propios medios). El regatista (Santiago Amat) ganó un bronce.

Gastón Mayor nunca fue boxeador profesional, regresó a Toulouse y siguió trabajando duramente y llevando una vida tranquila. Lejos de su Segovia natal donde fue totalmente olvidado.