lunes, 30 de diciembre de 2013

BÉLA LAS TORRES. EL ÚLTIMO AUSTRACISTA.


Tras la victoria borbónica en la Guerra de Sucesión (1701-1714) miles de partidarios del Archiduque Carlos (de 25.000 a 30.000 personas) se exiliaron para escapar de la dura represión del bando vencedor. Se instalaron en diferentes reinos italianos de pasado español (Cerdeña, Nápoles, Milán) o en los Países Bajos, aunque una pequeña minoría (unos 1.500) se instaló en Viena junto a su Rey y unos 800 fundaron una nueva ciudad llamada Nueva Barcelona en el remoto Banato de Temesvar, en la actual Serbia (actualmente Zrenjanin).
Este fue el primer gran exilio político español y aunque muchos de estos austracistas regresaron a España tras el Tratado de Viena de 1725, una parte de ellos se quedó en el exilio para siempre y sus apellidos españoles fueron desapareciendo por matrimonio o asimilación. Con alguna excepción.
Béla (o Adalbert) Vilmos Akos Las Torres nació en Budapest el 20 de abril de 1890, su padre se llamaba Gyula (o Julius) Sandor Las Torres y era descendiente directo de exiliados españoles austracistas, posiblemente de la nobleza. Tenían un negocio de porcelana en la capital húngara.

Béla fue un nadador extraordinario: 18 veces campeón de Hungría, olímpico en Londres 1908 (medalla de plata en los relevos 4x200) y Estocolmo 1912. Estuvo en posesión del récord del mundo de los 400 metros libres en 1912.
Murió durante la Primera Guerra Mundial luchando para el Imperio Austrohúngaro, el 13 de octubre de 1915 en Herceg Novi (más conocida por su nombre italiano: Castelnuovo, actual Montenegro) a causa de la apendicitis y fue enterrado allí. Un descendiente de exiliados españoles a causa de una guerra enterrado en una ciudad a orillas del Adriático (a la que fue por otra guerra) 200 años después. Ciudad (Castelnuovo) que había sido española en 1538-1539. Una forma como otra cualquiera de cerrar un círculo. 
Una calle recuerda a Béla Las Torres en Budapest y la Federación Húngara de Natación le ha dedicado varios homenajes.

lunes, 23 de diciembre de 2013

GASTÓN MAYOR. PRIMER SEGOVIANO OLÍMPICO


No existen bases de datos rigurosas de olímpicos españoles, aunque se han publicado algunas de ámbito nacional, autonómico, provincial y local. La mayoría adolecen de falta de rigor y se han confeccionado acudiendo a las ya publicadas, repitiendo y aumentando sus errores y ausencias.
Por ello en los últimos años hemos podido cambiar la historia olímpica de nuestro país y de casi todas las autonomías y provincias “descubriendo” la identidad de sus verdaderos pioneros en los JJOO, arrinconados durante decenios en el olvido. Castigados con la damnatio memoriae.

En este blog pueden encontrarse “exclusivas” similares a la que presentamos hoy (los primeros olímpicos de Baleares, Navarra, Asturias, Córdoba, Valladolid, La Rioja, Extremadura, Aragón, Castilla-La Mancha, etc.) y en los próximos meses probablemente publicaremos más. Hoy ha llegado el turno de presentar al primer olímpico de la provincia de Segovia.

Hasta la fecha se consideraba que los pioneros segovianos en los Juegos Olímpicos habían sido Tomás Velasco Palomo en los Juegos de Invierno (Garmisch-Partenkirchen 1936) y Jesús Codina, Pablo Ordejón y Ramón Martínez (Roma 1960) en los de Verano. Tomás Velasco era un esquiador de fondo nacido en Valsaín, Real Sitio de San Ildefonso, en 1914. Chus Codina un mítico jugador de baloncesto nacido en Segovia (donde su familia se refugió durante la guerra huyendo de Madrid) en 1938. Ramón Martínez y Pablo Ordejón tiradores de esgrima nacidos ambos en la capital.

En realidad el primer segoviano en unos Juegos Olímpicos fue un boxeador francés presente en Los Ángeles 1932. Había nacido en Segovia el 29 de febrero de 1908 y emigró a Francia muy joven, instalándose en Toulouse donde se ganaba la vida reparando tejados y trabajando el cinc. En 1928 se nacionalizó francés.

En Los Ángeles 1932 compitió en los Pesos Ligeros superando la Primera Ronda frente al mexicano Manuel Ponce por decisión y cayendo en Cuartos de Final frente al sueco Ahlqvist (que sería medalla de plata). Ningún boxeador español (de nacionalidad española) participó en 1932. La expedición española fue muy reducida a causa de los problemas económicos habituales del COE (5 tiradores y 1 regatista de vela, más un pintor participante en las competiciones artísticas que acudió por sus propios medios). El regatista (Santiago Amat) ganó un bronce.

Gastón Mayor nunca fue boxeador profesional, regresó a Toulouse y siguió trabajando duramente y llevando una vida tranquila. Lejos de su Segovia natal donde fue totalmente olvidado.

lunes, 16 de diciembre de 2013

HUNGRÍA-URSS. EL BAÑO DE SANGRE.


El 6 de diciembre se cumplió el 57º aniversario del partido más célebre de la historia del waterpolo: el Hungría-URSS jugado en la piscina olímpica de Melbourne correspondiente a la ronda final del torneo de waterpolo de los Juegos Olímpicos 1956.
Las tensiones deportivas entre los dos equipos venían de lejos. Los húngaros eran los grandes dominadores del waterpolo mundial y atesoraban tres oros y dos platas desde 1928, por su parte los soviéticos estaban empezando en el polo acuático y sólo habían podido ser séptimos en Helsinki 1952. En su único enfrentamiento olímpico hasta la fecha (en Helsinki) los magiares habían vencido 5-3.
Pero lógicamente esta tensión deportiva quedó en nada frente a lo ocurrido apenas un mes antes, cuando las tropas soviéticas aplastaron la Revolución húngara ocupando el país e impidiendo las reformas democráticas que estaba iniciando el gobierno de Imre Nagy.
Mientras los tanques rusos entran en Budapest, la selección de waterpolo se encuentra concentrada en las afueras de la ciudad y pueden ver las columnas de humo, las autoridades los evacuaron a Checoslovaquia (“por motivos de seguridad”) y desde allí viajaron directamente a Australia sin tener noticias de sus familiares. La situación emocional en la que llegaron a Melbourne es fácilmente imaginable. Varios países (entre ellos España) boicotearon aquellos Juegos Olímpicos en protesta por la invasión de Hungría y la participación de la URSS
En la primera fase del torneo de waterpolo, Hungría doblegó sin problemas a Gran Bretaña (6-1) y a Estados Unidos (6-2). Sin embargo los soviéticos caían frente a Yugoslavia (2-3) y sufrían ante Rumanía (4-3), para finalizar la ronda inicial con una cómoda victoria ante Australia (3-0).
En la fase final, los seis clasificados (Hungría, URSS, Yugoslavia, Italia, Estados Unidos y Alemania) debían jugar todos contra todos para decidir las medallas (los resultados entre ellos de la primera fase contaban, con el consiguiente hándicap soviético por su derrota ante Yugoslavia). Hungría no tuvo problemas ante Italia (4-0) y Alemania (4-0), mientras la URSS tenía más problemas frente a Italia (3-2) y Estados Unidos (3-1) y el 6 de diciembre a las 15:25 de la tarde llegó el partido que medio mundo esperaba: Hungría-URSS.
El partido fue durísimo desde el principio, con insultos y provocaciones entre jugadores. Los húngaros (apoyados por el público, entre los que había numerosos exiliados de su país) dominaron sin grandes problemas por 4-0. La estrella Ervin Zádor tuvo que abandonar el partido tras ser brutalmente golpeado por Prokopov, y fue ésa la gota que colmó el vaso del público. La policía australiana tuvo que intervenir y desalojar la piscina cuando faltaba un minuto para finalizar el partido.
Las imágenes de Zador sangrando aparecieron en toda la prensa mundial y nació la leyenda del “Baño de Sangre” o la “Sangre en el Agua” sobre la que tanto se ha escrito e incluso se han filmado películas (“Freedom´s Fury”, “Children of Glory”).

En el partido final Hungría venció a Yugoslavia 2-1 ganando la medalla de oro. Yugoslavia fue plata y la URSS bronce. Los magiares no abandonarían el podio olímpico de waterpolo hasta 1988 y en 2000, 2004 y 2008 volverían con la medalla de oro. Su dominio del medallero general del waterpolo con 15 medallas (nueve  oros, tres platas y tres bronces) es total. La URSS siguió progresando y ganó el oro en 1972 y 1980.
Recordemos el nombre de los 11 ganadores del oro olímpico de waterpolo en 1956: Dezsö Gyarmati, György Karpati, Ottó Boros, István Hevesi, Kálmán Markovits, Antal Bolvári, Mihály Mayer, László Jeney, István Szivos, Tivadar Kanizsa y Ervin Zádor.

lunes, 9 de diciembre de 2013

BUD SPENCER OLÍMPICO


El 29 de noviembre de 1956 se disputaba en la Piscina Olímpica de Melbourne la Primera Ronda de los 100 metros libres de los Juegos Olímpicos de 1956.
En la cuarta serie el italiano Carlo Pedersoli (Nápoles, 31 de octubre de 1929) ocupó la 3ª posición tras el americano Patterson y el japonés Tani con un tiempo de 58.5 clasificándose para semifinales. Ya en semifinales, fue eliminado al ser último de la primera de las dos series. También se disputó el 29 de noviembre de 1956, a las 20:35.  
Pedersoli, nadador y jugador de waterpolo del SS Lazio Nuoto, ya había sido olímpico en Helsinki 1952 (100 metros libres y relevos 4x200 libres), 7 veces campeón de Italia de los 100 m. libres y medallista en los Juegos Mediterráneos de Alejandría 1951 (2 platas en natación) y Barcelona 1955 (oro en waterpolo).
Pero para este gigante napolitano (1.92 m., 100 kilos de peso) la vida tenía deparado un nuevo camino (el cine) tras el deporte con un nuevo nombre (Bud Spencer). Ya había debutado en “Quo Vadis?” en 1950 con un pequeño papel de guardia romano aunque su etapa de éxito se iniciaría en 1967 al establecer una fructífera alianza con el también italiano Mario Girotti (más conocido como Terence Hill).

Pedersoli/Spencer y Girotti/Hill formaron una pareja con roles estereotipados (el gigante bonachón que repartía hostias como panes y el guaperas pillo e inteligente) que triunfó en el cine comercial de Spaguetti Westerns (“Le llamaban Trinidad”, “Le seguían llamando Trinidad”, etc.) y otros subgéneros (“Y si no, nos enfadamos”, “Dos superpolicías en Miami”, etc.)  Cine sencillo a base de humor y mamporros que tuvo un enorme éxito en España (donde se rodaron varias películas) y otros países.

Bud/Carlo fue además el autor de la música de varias de estas películas y ha tenido tiempo en su fructífera vida para otras pasiones, especialmente la aviación (fundó en 1981 la línea aérea de carga Mistral Air). 

En 2008 fue nombrado Caballero de la Orden al Mérito de la República Italiana. Está casado con Maria Amato desde 1960 y tienen 3 hijos.

domingo, 1 de diciembre de 2013

EXCLUSIVA: UN COLOMBIANO OLÍMPICO EN PARÍS 1900



Doctor Francisco Henríquez de Zubiría (1869-1933)

En los Concursos Internacionales de Ejercicios Físicos y Deportes celebrados en París durante la Exposición Universal de 1900 (que consideramos hoy como los II Juegos Olímpicos de la Era Moderna) alguien apellidado Henríquez compitió en rugby con el equipo francés de la USFSA logrando el primer puesto y en tirar de la cuerda con el Racing Club de París logrando el segundo. (1)

El hecho de tener fotos del equipo de rugby en la que podía apreciarse a un jugador de color y la numerosas referencias a un estudiante haitiano de medicina llamando Constantin Henríquez llevaron a la conclusión lógica de considerarle como el Henríquez presente en rugby y tirar de la cuerda. Algunas noticias mencionaban a un Henríquez de Zubiría o Henríquez de Zubiera presente en aquellos Concursos y se acabó aceptando que ese era el apellido del estudiante haitiano aunque nunca lo utilizó en sus publicaciones posteriores. (1) Siempre se ha pasado de puntillas sobre el hecho de que también teníamos una foto de la competición de cuerda y en la misma no se aprecia a nadie de color.


Hoy estamos en condiciones de deshacer el entuerto aclarando que en realidad se trataba de dos deportistas de nacionalidad diferente cuyos únicos puntos en común eran la medicina y el apellido. Uno participó en rugby y otro en tirar de la cuerda. Y el que participó en esta segunda modalidad debe ser considerado a partir de hoy como el primer deportista y medallista olímpico de la República de Colombia.
El haitiano Constantin Henríquez participó en rugby con la USFSA y ganó el oro (aunque no recibiera medalla alguna).

Constantin Henriquez (2º empezando por la derecha de la fila inferior)

El colombiano Francisco Henríquez de Zubiría participó en tirar de la cuerda con cinco compañeros franceses del Racing de París (Raymond Basset, Jean Collas, Charles Gondouin, Joseph Roffo y Émile Sarrade)  y quedaron segundos tras un combinado sueco-danés. Desde hoy el equipo del Racing parisino debe dejar de ser considerado como un representante de Francia para pasar a ser un combinado franco-colombiano (un equipo mixto) y, en consecuencia, debe ser restada una medalla de plata francesa en el medallero de 1900.
Pero centrémonos en nuestro protagonista: Francisco (o Francis) Henríquez de Zubiría, nacido en París (Francia) el 10 de diciembre de 1869, ciudadano colombiano hasta que se nacionalizó francés en 1917. Hijo de Ricardo Carlos Henríquez y de María Ana Antonia Clemencia de Zubiría y Osse (Cartagena de Indias, 1839). Casado con María del Carmen Florentina González (La Habana, Cuba, 1871 – Francia, 1932, hija adoptiva del millonario Lino Martínez) en 1898. Separados con escándalo mediático y juicio en el que Henríquez apeló sin éxito a su inmunidad diplomática en 1907. (2) Estudió medicina y trabajó como agregado en la embajada colombiana de París. Sirvió como médico en el ejército francés en la Primera Guerra Mundial. Falleció en 1933. (3)
Fue el típico sportsman de su época practicando prácticamente todos los deportes y destacando en varios (boxeo, esgrima, lucha, ciclismo, tiro, etc.).
Dado que hemos podido demostrar que el doctor Henríquez de Zubiría compitió en París 1900 y ganó el equivalente a una medalla de plata y ha quedado confirmada su nacionalidad colombiana creemos llegado el momento de presentar este descubrimiento y avanzar el debut de la República de Colombia en los Juegos Olímpicos 32 años (se considera hasta la fecha que Colombia debutó en Los Ángeles 1932) y su primera medalla 72 (sus primeros medallistas compitieron en Múnich 1972).

NOTAS:
(1)
Drevon, André. Les Jeux olympiques oubliés. Paris 1900. CNRS Editions, 2000.
Lennartz, Karl, Teutenberg, Walter. Olympische Spiele 1900 in Paris. Agon, 1995.
Mallon, Bill. The 1900 Olympic Games. Results for All Competitors in All Events, with Commentary. McFarland, 1998.
(2)
Journal du droit international, 1907.
La Gazette du Palais, Jurisprudence et Législation, 1907.
Le XIXe Siècle, 27 de abril de 1907.
Le Rappel, 27 de abril de 1907.
(3)
Le Figaro, 9 de marzo de 1933.

© Hilary Evans
© Fernando Arrechea