ALFONSO XIII LLEGÓ A ESTAR INSCRITO EN AMBERES 1920

El blog Olimpismo regresa de forma inopinada y sorpresiva. Es un efecto secundario del confinamiento.

En el pasado rescatamos del olvido a muchos personajes, recordarán a Fernando Sanz y Martínez de Arizala (Madrid, 1881-Pau, 1925), hijo de la cantante de ópera Elena Sanz Martínez de Arizala e hijo (no reconocido) del rey Alfonso XII.
Fernando Sanz vivía en Francia con su madre y su hermano desde la muerte de su padre y fue un destacado sportman (especialmente en boxeo y en ciclismo), siendo segundo clasificado en la prueba de sprint de los Concursos Internacionales de Ejercicios Físicos y Deportes de París 1900. Reconocido en la actualidad como una medalla de plata olímpica. 












Fernando Sanz


Fernando Sanz fue, en cierta forma, el primer Borbón olímpico. Su senda la retomaron sus sobrinos nietos Juan Carlos de Borbón (olímpico en vela en 1972) y Pilar de Borbón (miembro del COI 1996-2020), así como sus sobrinos bisnietos Cristina de Borbón (olímpica en vela en 1988) y Felipe de Borbón (olímpico en vela en 1992). Asimismo, los cónyuges de Juan Carlos, Sofía de Grecia (suplente en vela en 1960) y de Cristina, Iñaki Urdangarín (olímpico en balonmano en 1992, 1996 y 2000).

Menos conocidas (o completamente desconocidas) las vinculaciones olímpicas del hermano de Fernando Sanz, el rey Alfonso XIII (Madrid, 1886-Roma, 1941).
Alfonso XIII, rey de España desde su nacimiento hasta la proclamación de la II República Española en 1931, fue muy aficionado a los deportes desde el niño y practicante de varios de ellos a un nivel aceptable. Especialmente el polo y la vela. Además, presentarlo ante la opinión pública como un rey deportista y militar fue una constante (González Aja, 2011).

Probablemente, para insuflar ánimos al COE y lograr (al fin) participación oficial española en unos JJOO, Coubertin otorgó en 1911 a Alfonso XIII el Diploma Olímpico "por su labor a la propagación del deporte español". Pocos años después, Marcelo Sanz Romo vinculaba al rey con el potencial olímpico-deportivo español:

"Lo que más poderosamente ha contribuido a propagar los sports entre nosotros ha sido el alto ejemplo de Don Alfonso XIII, consumado sportsman, que á los ejercicios físicos debe, no sólo su vigor corporal, sino la sangre fría, la presencia de ánimo y su valor, bien probado en los distintos atentados de que ha sido objeto por los degenerados, enfermos y malvados anarquistas" (Sanz Romo, 1914).

En 1920, con los JJOO de Amberes aproximándose, la implicación de Alfonso XIII con el Olimpismo llegó a su cúspide. No fue casual, el debate sobre participar o no y las polémicas entre el COE del marqués de Villamejor y el Comité Olímpico Catalán de Elias Juncosa (que había amenazado reiteradamente con enviar a los JJOO una delegación catalana, si no la había española) estaban en su momento álgido. 
La Casa Real (próxima al COE) no fue ajena a todas estas tensiones y movimientos, y Alfonso XIII se planteó seriamente acudir a Amberes como participante, al menos en dos deportes. Tan estrecho era el vínculo entre el monarca y el comité español que el profesor de Educación Física del Príncipe de Asturias y los infantes (el Dr. Javier Bartrina) era el secretario del COE.  

Ya en febrero de 1920 se hablaría sobre una posible participación del monarca en polo, deporte del que era aficionado y practicante habitual utilizando como alias uno de sus títulos (duque de Toledo) (¿S. M. el rey participará en la VII Olimpiada?, 1920).
Finalmente el torneo de polo se disputó en Ostende entre el 25 y el 31 de julio de 1920 sin presencia del rey. El equipo español estaba formado por el conde De la Maza, el marqués de Villabrágima, el duque de Peñaranda de Duero y el duque de Alba, con José de Figueroa (hermano de Villabrágima) como suplente. Serían medalla de plata al derrotar a EEUU 13-3 y caer ante Gran Bretaña 13-11.

                                Equipo español de polo 1920

Pero no sería el polo el deporte en el que Alfonso XIII estuvo más cerca de competir en los JJOO. En otro deporte llegaría a estar inscrito: la vela.
En efecto, aunque no nos consta que haya sido nunca divulgado, hemos hallado en prensa belga y francesa varias alusiones a la inscripción del yate Giralda V, con Alfonso XIII como patrón y participante, en la prueba para embarcaciones de 7 metros.

Le Vélo, 7 de julio de 1920

De Niuewe Gazet, 30 de junio de 1920

Desgraciadamente, el Giralda V de Alfonso XIII no llegó a participar en la regata (el 7-9 de julio de 1920, también en Ostende como el polo). Y es una pena, porque dado que sólo se habían inscrito tres embarcaciones, la medalla era segura. 
Sería oro el Ancora (Reino Unido) y plata el Fornebo (Noruega).

De Niuewe Gazet, 10 de julio de 1920


L´Auto, 9 de julio de 1920

El Giralda V fue uno de los yates del rey Alfonso XIII con ese nombre, había sido fabricado en los Astilleros del Nervión y el rey participó en numerosas regatas con él hasta que lo vendió, precisamente en 1920, al industrial barcelonés Eusebio Bertrand Serra.


En conclusión, Alfonso XIII estuvo inscrito en la competición de 7 metros de vela de los JJOO de Amberes, aunque no llegó a participar.
En conclusión, no podemos considerarlo olímpico. 
Pero aquellas personas u organismos (como el COE, en muchos casos) que incluyen a todos los inscritos en los JJOO (al margen de que llegaran a debutar) en sus bases de datos o listas de olímpicos españoles, deberían incluir a Alfonso León Fernando María Jaime Isidro Pascual Antonio de Borbón y Habsburgo-Lorena en el apartado de Amberes 1920.




JAMES HILARY EVANS
FERNANDO ARRECHEA



Fuentes:

Arrechea, F. (2018). España y los Juegos Olímpicos. Madrid: CIHEFE.

González Aja, T. (2011). Sport, Nationalism and Militarism – Alfonso XIII: Sportsman, Soldier, King. The International Journal of the History of Sport 28(14), 1987-2030.

Sanz Romo, M. (1914, 14 de junio). Para las sociedades deportivas. Congreso Olímpico. La Correspondencia de España, p. 1.

¿S. M. el rey participará en la VII Olimpiada? (1920, 24 de febrero). El Sport, p. 1.









Comentarios

Entradas populares de este blog

TOKIO 2020 Y MIZUNO

VALERI KHARLAMOV. DE BILBAO TENÍA QUE SER.

EL MARQUÉS DE PORTAGO Y SUS PRIMOS. ESPAÑA ROZÓ LA MEDALLA EN BOBSLEIGH EN 1956.