viernes, 21 de noviembre de 2008

EL MARQUÉS DE PORTAGO Y SUS PRIMOS. ESPAÑA ROZÓ LA MEDALLA EN BOBSLEIGH EN 1956.


Alfonso Antonio Vicente Blas Ángel Francisco de Borja Cabeza de Vaca y Creighton Carvajal y Are, XVII Marqués de Portago, Marqués de Moratalla, XIII Conde de Mejorada, Conde de Pernía y Duque de Alagón, Grande de España, simplemente "Fon" Portago para sus amigos, fue un tipo peculiar, injustamente olvidado, como tantos otros en la historia del deporte y el olimpismo español.
Nacido en Londres en 1928 en el seno de una familia noble y riquísima (descendientes del conquistador Cabeza de Vaca, con propiedades en España, Francia, Inglaterra, EEUU), su padre había sido actor, deportista y héroe de guerra en el bando nacional (murió en 1941 mientras se daba una ducha fría tras un partido de polo), su madre era americana (irlandesa, según otras fuentes) , su padrino de bautizo, el rey Alfonso XIII. Fon de Portago fue un "niño bien", con la vida resuelta desde la cuna y huérfano de padre desde los 12 años, se consagró a la "dolce vita" y a los deportes.

Los practicó casi todos (polo, pelota vasca, golf, natación, esgrima, boxeo, esquí, skeleton...), aunque en los que más destacó fueron: la hípica (campeón amateur de Francia entre 1950 y 1952, corrió dos veces el "Grand National"), la aviación deportiva (se le retiró en Palm Beach la licencia por cruzar bajo un puente de ferrocarril por una apuesta), el automovilismo (Fórmula 1, GT y sport, piloto de Ferrari) y el bobsleigh (excusa de este artículo)...

Portago había descubierto los trineos en Suiza de la mano de su amigo Edmund Nelson y había destacado en skeleton, batiendo el récord de la célebre Cresta Run de Saint Moritz. Poco después decidió crear (sufragando todos los gastos de su bolsillo) dos equipos españoles de bobs (de cuatro y dos) para competir en los JJOO de Cortina d´Ampezzo 1956.No vivía en España y no tenía apenas relación con otros deportistas españoles, por lo que decidió "echar mano" de sus primos madrileños y sus amistades para completar los equipos. Su primo hermano Vicente Sartorius Cabeza de Vaca (padre de Isabel Sartorius, primera novia del Príncipe Felipe) formó pareja con él en "bobs a dos".Gonzalo Taboada y Martínez de Irujo y Luis Muñoz Cabrero les acompañaron en el "bobs a cuatro". Otros inscritos inicialmente que no llegaron a participar fueron (según "La Vanguardia", 22 de enero de 1956, pág.28): Antonio Marino, Enrique Martorell y el celebre periodista Andrés Mercé Varela. La página web del COE, (en su repleta de errores, omisiones e incoherencias) relación de "olímpicos españoles" incluye a Mercé Varela y a Martorell.También a Antonio Sartorius Cabeza de Vaca, que en las restantes bases de datos y fuentes no aparece... (puede existir una confusión de nombres y títulos, y el "Antonio Marino" de "La Vanguardia" ser en realidad Antonio Sartorius, Marqués de Mariño).

Todo se improvisó en pocos meses y Portago fue apoyado en su aventura por el Presidente de la Federación Española de Patinaje, Juan Antonio Samaranch, de quién dependía el bobsleigh en la extraña división federativa española de la época. No fue fácil porque Portago era un monárquico antifranquista y su carácter díscolo y el hecho de que él se sufragara los gastos no facilitaba las cosas. El COE y la Federación de Esquí no disimulaban su enojo por el protagonismo de Portago y los trineos (agrabada por la participación en patinaje artístico de Darío Villalba Florez, un joven de 17 años que también se "pagaba" la aventura, y que llegaría a ser un importante pintor...) y estos "roces" llegaron incluso a filtrarse a la prensa ("La Vanguardia", 13 de enero de 1956, pág.16), pese a la ferrea censura de la época.
Las relaciones personales entre Samaranch y Portago tampoco fueron fáciles, se explica que en una ocasión durante los JJOO en la que el marqués estaba charlando con amigos, Samaranch (Jefe de la Delegación Española, además de Presidente de la Federación de Patinaje) se acercó a recomendarle que entrenara, a lo que el snob deportista le espetó: "¿usted habla inglés?", "no" respondió Samaranch (lo aprendió más tarde), "pues aquí (en esta mesa) no se habla otra cosa, así que..."(1)

Todos estos problemas, la falta de experiencia y de entrenos y demás hándicaps, no fueron obstáculo para Portago y su primo, que rozaron la medalla de bronce al quedar cuartos, a catorce décimas del podio copado por los dos equipos italianos y el primero de Suiza.Curiosamente el bobs de Portago y Sartorius fue el "España II", y según algunas fuentes el "España I" se inscribió para permitir viajar a directivos sin intención de participar, lo que obligó al trineo "real" a salir más tarde con la pista "más sucia" impidiéndoles conseguir medalla. (2)
El equipo de cuatro consiguió un digno noveno puesto y los españoles se convirtieron en los deportistas de moda, muchos años antes de que los jamaicanos rentabilizaran mediáticamente (con película incluida) el crear de la nada un equipo de bobs y compitieran en Calgary 88...

Un año más tarde Portago y Luis Muñoz lograron el bronce en el Mundial de Bobsleigh disputado en Saint Moritz (única medalla española en un Mundial de esta modalidad a día de hoy), desgraciadamente todo acabaría trágicamente unos meses más tarde, el 12 de mayo de 1957 en el transcurso de la carrera automovilística de las Mille Miglia, Fon Portago, su copiloto y amigo Nelson y 9 espectadores (5 de ellos niños) murieron en un terrible accidente.
El Ferrari 335S número 531 se estrelló contra un murete a más de 200 km/h tras explotar un neumático o romperse la suspensión (nunca se supo con certeza) y, tras salir despedido, Portago fue seccionado por la mitad por un cable eléctrico...
Su funeral en Madrid fue ampliamente cubierto por la prensa de sociedad ("rosa" diríamos hoy), pues dos viudas le lloraron (su esposa Caroll McDaniel y su amante, Linda Chistian) , además había tenido un hijo con la top model Dorian Leigh.

Hoy en día es un personaje semiolvidado en nuestro país, creo que la curva que lleva su nombre en el vetusto Circuito del Jarama es el único homenaje a este curioso personaje casi renacentista que estuvo a punto de darnos la primera medalla en unos JJOO de Invierno 16 años antes de que Paquito Fernández Ochoa diera la campanada en Sapporo.

Por supuesto el equipo español de bobsleigh que había rozado medalla en Cortina 56 y la había logrado en el Mundial 57 desapareció junto a su alma mater. Hubo un intento de reconstruirlo en 1960 con los hermanos Sartorius, Luis Muñoz y el polifacético Miguel de la Cuadra Salcedo, para ello se recuperó el bobs de dos plazas del malogrado Portago y se compró uno de cuatro plazas nuevo, desgraciadamente en los JJOO de Squaw Valley no hubo bobsleigh y la aventura se olvidó.
Reaparecería en Grenoble 68 (y debutaríamos en luge) de la mano del nuevo Presidente del COE y Delegado Nacional de Educación Física y Deportes, Juan Antonio Samaranch, y de Sixto Quintana, sin buenos resultados. La anécdota la protagonizó Luis Omedes Calonja, quién había competido en Helsinki 52 en remo (su padre ya lo había hecho en el mismo deporte en París 1924) y en Grenoble 68 lo hizo en luge, siendo el primer español que compitió en unos JJOO de Verano e Invierno... También es remarcable que entre los integrantes del equipo de bobs en 1968 estaba Maximiliano Jones, natural de la actual Guinea Ecuatorial, y primer deportista de color que compitió por España en unos JJOO.
Ahora la joven Federación de Deportes de Hielo bajo la presidencia de María Teresa Samaranch Salisachs (nacida en 1956, mientras su padre era el Presidente de la Federación de Patinaje y luchaba por hacernos debutar en los JJOO en bobsleigh o patinaje artístico) intenta que progresemos en estos deportes y ya se perciben tímidos avances, con Ander Mirambell en skeleton...
Definitivamente parece que los deportes de hielo y el apellido Samaranch tienen una fuerte relación.

Notas:
(1) "Samaranch.El deporte del poder". Boix, Jaume y Espada, Arcadi. Espasa Hoy,1991-1999. Página 224.

(2) "El deporte guipuzcoano en los Juegos Olímpicos". AA.VV. (Prólogo de Juan Antonio Samaranch). Kutxa, 1992.
Página 322.

10 comentarios:

AnderSkeleton dijo...

Hola soy Ander Mirambell, me ha gustado mucho el artículo. No hay que olvidar la historia de nuestro país!!!
Por mi parte iniciativas como esta tiene todo mi apoyo y felicito al redactor de este gran artículo.
Por ilusión y ganas no me van a faltar en mi andadura por este mundo, pero hay que tener en cuenta que sin recursos es casi imposible evolucionar en skeleton y el Bobsleigh. Cada vez se parecen más a las motos y a la F1

Fernando Arrechea Rivas dijo...

muchas gracias Ander!!!
me hace mucha ilusión que leas este blog y te guste mi artículo
mucha suerte

lole dijo...

Hola soy Paco Grande, periodista de deportes de TVE. Ando preparando unos previos de los Juegos de Vancouver 2010 para los telediarios y he descubierto tu artículo. Ya conocía algunos datos; el artículo me ha parecido muy bueno. Felicidades.

Fernando Arrechea Rivas dijo...

encantado Paco y muchas gracias
¡a ver si desde TVE nos ofreceis una buena cobertura de Vancouver 2010!!!
a vuestra disposición para cualquier cosa

lole dijo...

Hola de nuevo Fernando. Hoy me han llegado de Prado del Rey las imágenes que he pedido del Marqués de Portago y de Dario Villalba. Mañana las minutaré. De la época de Portago en Ferrari ya se ha dado algo en los TDS, pero no de su participación en BOBS. Mucho menos de Villalba a quien he enviado un correo para entrevistarle. Sabes algo de él? Vive en Donosti? En Madrid? Vive? La noticia/reportaje saldrá el sábado o el domingo y no podré escribir mucho (sólo durará 1'10) será más el valor testimonial de conocer a nuestros pioneros. Precisamente el Viernes o Sábado conoceremos si Ander estará o no en Vancouver

Un saludo.

Fernando Arrechea Rivas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jose San Vidal dijo...

Excepcional artículo Fernando. Desde luego parece increíble que el bobsleigh haya tenido tanta historia y tradición en nuestro país -lástima que no hubiera habido una continuidad y sólo proyectos aislados-. Pero eso sí, con seguridad se podría incluso decir que el bobsleigh ha llegado a tener más peso y relevancia histórica que otras disciplinas invernales como el esquí alpino -hermanos Ochoa aparte-.

La vida y esfuerzos del Marqués de Portago bien merecerían sacarle del anonimato de cara al gran público. Afortunadamente tus artículos Fernando se caracterizan por darnos a conocer estos heroes deportivos, pioneros en muchos casos de proezas que hoy día no han sido igualadas.

Mucha suerte a Ander, nuestra isla en el oasis, el nuevo Portago.

JJ. Muruzábal dijo...

Hola Francisco, soy Mr.Chon. Como prometí he leído tu artículo en cuanto he podido y no me sorprende que Ander Mirambell o Paco Grande te hayan felicitado, porque es extraordinario.

Yo conocía la faceta automovilística y también hípica de Portazgo pero no conocía esta historia.A menudo se hacen reportajes de repercusión sobre chorradas, y la vida de este hombre bien merecería mayor detenimiento.

Enhorabuena, y un abrazo

Fernando Arrechea Rivas dijo...

Muchas gracias, un honor viniendo de ti!!!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.